El primer día en el nuevo Hospital: Pacientes dentro, remates fuera y el multacar
Cyl dots mini

El primer día en el nuevo Hospital: Pacientes dentro, remates fuera y el multacar

La gran 'nave' de la sanidad salmantina ya funciona: los primeros pacientes acuden a sus tratamientos mientras fuera se terminan detalles.

El primer día del nuevo Hospital de Salamanca ha sido el del estreno de los primeros servicios que empiezan a funcionar en el nuevo edificio y a los que seguirán muchos más: así va a funcionar. Sin embargo, la puesta en marcha de la gigantesca nave frente al Tormes ha sido con tiento, con unos pocos pacientes y todavía con algo de trabajo en los exteriores porque mientras los primeros usuarios accedían (unos 40 hoy) fuera se trabajaba en los remates.

 

A primera hora de la mañana el entorno tenía un tráfico bastante intenso, como es habitual desde que el paseo de San Vicente volvió a abrir. La acera más próxima al acceso que da al lado del río estaba vallada y con personal rematando, igual que la rotonda de unión entre la avenida y el paseo de la Transición, aunque desde su apertura está totalmente operativa y acoge perfectamente la circulación que le llega. La actividad se centraba en rematar la rotonda y en colocar algo de mobiliario (papeleras).

 

El acceso al área de Rehabilitación y Oncología Radioterápica estaba ya abierto, tanto para coches (límite 10 minutos de aparcamiento) como para peatones. Es el primer servicio que abre, pero después vendrán más: el objetivo es que en las próximas semanas podamos ir abriendo el resto de los servicios centrales como Farmacia externos, Esterilización, Anatomía Patológica y Medicina Nuclear, así como el Hospital de Día Onco-Hematológico. En el interior, los primeros pacientes atendidos por el personal sanitario con la novedad del estreno. Y fuera el detalle de haber colocado un árbol de Navidad.

 

Fuera la circulación en el propio vial de acceso era menor. No está permitido aparcar y por la zona rondaba esta mañana el multacar de la Policía Local. Durante las últimas semanas, Tráfico ha evaluado la intensidad y velocidad de la circulación en la zona y ha decidido que había que tomar medidas. La presencia de controles de velocidad está señalizada con un gran panel de cara a la futura instalación de un radar fijo.