El primer año de vida del Alvia que une Salamanca y Madrid arroja un saldo de 306.000 pasajeros

Los Alvia que circulan entre Salamanca y Madrid transportaron durante el último año otros 35.000 viajeros en los trayectos intermedios (Salamanca-Segovia y Segovia-Madrid).

Un total de 306.000 viajeros ha utilizado los trenes Alvia entre Salamanca y Madrid (en ambos sentidos), por la Línea de Alta Velocidad Madrid-Zamora, hasta el 17 de diciembre, fecha en la que se cumple el primer año de la puesta en funcionamiento de esta línea.

 

Estos viajeros, unidos a los que han utilizado los servicios de Media Distancia entre Salamanca y Madrid (a través de Ávila), totalizan algo más de 397.000, lo que representa un incremento del 56 por ciento respecto a los usuarios registrados durante el mismo periodo de 2015.

 

Asimismo, según ha informado Renfe, los Alvia que circulan entre Salamanca y Madrid transportaron durante el último año otros 35.000 viajeros en los trayectos intermedios (Salamanca-Segovia y Segovia-Madrid).

 

En concreto, Renfe puso inicialmente un plan de servicios con tres frecuencias por sentido, que amplió a cuatro el pasado 11 de abril de 2016, lo que permitió que "la ciudad de Salamanca no sólo rebajara notablemente los tiempos de viaje con Madrid, sino que aumentara de forma significativa las opciones de movilidad", ha explicado la empresa pública.

 

El material que opera en esta línea es un tren autopropulsado que aprovecha el cambiador de ejes de Medina del Campo para su transición de línea Alta Velocidad a línea de Ancho Ibérico. Entre otras prestaciones, dispone de plazas para personas con movilidad reducida, enchufes en cada asiento y zona multiusos con máquinas autoventa.

 

Durante este año de funcionamiento, el nuevo servicio ha contribuido a fomentar Salamanca como destino turístico y cultural, "se ha aumentado el público objetivo a todos los niveles, se han facilitado las actividades profesionales y empresariales (ferias, congresos o exposiciones) y en general se han incrementado las oportunidades de viaje, aprovechando conexiones y enlaces en la estación de Madrid Chamartín con otras ciudades", ha indicado .

 

El tiempo de viaje entre Madrid y Salamanca es de 1 hora 36 minutos, con una política de precios dinámicos que ofrece plazas promocionales con descuentos de hasta el 70 por ciento, además de adelantar fecha de la compra, así como otro tipo de tarifas, como Tarjeta Dorada o el Carnet Joven.

 

Un 67 por ciento de personas se han beneficiado de estos descuentos, al margen de la campaña especial de precios promocionales que permitió viajar con un precio único desde el 17 de diciembre de 2015 hasta el 29 de febrero de 2016.

 

Otro de los puntos que "merece destacarse", según Renfe, es el incremento de los clientes que han utilizado el tren para sus desplazamientos por motivos profesionales y de negocios.