El presidente armado del PAOK se disculpa y asegura que "no tenía intención" de enfrentarse con nadie

Ivan Savvides

El presidente y propietario del PAOK Salónica griego, Ivan Savvides, se disculpó por su incursión armado el pasado domingo en el terreno de juego del partido contra el AEK Atenas y aseguró que "no tenía intención" de enfrentarse con nadie y que no realizó ningún tipo de amenaza.

Savvides fue filmado con una pistola cuando se dirigía al terreno de juego para protestar por un gol anulado, uniéndose a una invasión de campo en los minutos finales del partido. Acompañado por sus guardaespaldas, entró al campo en Tesalónica dos veces el domingo, una vez con un abrigo, la segunda vez sin él y con la pistolera a la vista, aunque no llegó a desenfundar el arma. Un día después, y tras varios incidentes en las últimas semanas, el Gobierno griego decidió suspender el campeonato hasta nueva orden.

"Pido disculpas a todos los hinchas del PAOK y a los aficionados griegos en general, y a la comunidad del fútbol mundial. Siento lo que pasó, por supuesto no tenía derecho a entrar en el campo de esta manera", señaló Savvides este martes en un comunicado en la web de su club.

El dirigente recalcó que su "reacción emocional fue provocada por la negativa situación general existente en el fútbol griego últimamente". "Pero no tenía intención de enfrentarme con el equipo contrario o los árbitros. Y, por supuesto, no amenacé a nadie", subrayó.

"A pesar de los ataques interminables en todos los niveles, siempre actuaré y defenderé el fútbol limpio, el arbitraje justo en todos los partidos y el campeonato que se gana en el estadio y no en los tribunales", sentenció.

Por su parte, el presidente de la Liga griega, Giorgos Stratos, señaló ante los medios que la suspensión del campeonato "no aporta nada" y que además supone "un grave daño". "Posiblemente nos estamos alejando de nuestros objetivos y metas", advirtió.

"La suspensión no beneficia a nadie ni a nada, elimina todo lo positivo que se ha hecho y pone en peligro todo el deporte del fútbol más allá de las consecuencias financieras", sentenció el mandatario, que demandó la "reanudación lo más rápido posible" de los partidos.

Noticias relacionadas