El precio de la colza se dispara guiado por los cereales

Las operaciones se cerrarán en torno a 0,41 o 0,42 euros por kilogramo
Los agricultores que hayan sembrado colza para esta campaña están de enhorabuena porque tienen una rentabilidad asegurada ya que los tratos se cerrarán en torno a los 0,41 o 0,42 euros por cada tonelada (entre 68 y 70 de las antiguas pesetas) por kilogramo. Éste es sin duda el nivel más alto de los últimos años ya que, por ejemplo, en la campaña 2008-09 los productores recibieron 0,36 euros y una más tarde disminuyó hasta los 0,24 euros.

En esas cifras han cerrado los tratos agricultores y compradores de la provincia de Salamanca aunque las hectáreas sembradas en la provincia no son muy representativas pese al aumento que ha sufrido en los últimos años, ya que hace cuatro campaña tan solo se sembraron entre 40 y 50 hectáreas.

Las producciones estimadas de la colza tienden a la normalidad con rendimientos de entre 1.200 kilogramos en secano y 1.500 kilogramos por tonelada en regadío, con las variaciones lógicas de la fertilidad de cada parcela y zona de la provincia.

No hay que olvidar que la colza es un cultivo energético usado para la producción de biodiesel, alternativa al petróleo con una mayoría de los contratos firmados con la fábrica de ACOR en Valladolid o con intermediarios del sector en la provincia de Salamanca.

Lejos queda ya la polémica de hace décadas con el aceite de colza, que provocó que se dejara de sembrar hasta pasado un tiempo que ha vuelto a tener aceptación en el mercado.