"El PP y el alcalde, el anterior y el que ha dejado de guardián, han dado trato de favor a una empresa"
Cyl dots mini

"El PP y el alcalde, el anterior y el que ha dejado de guardián, han dado trato de favor a una empresa"

Gabriel Risco y Virginia Carrera, de Ganemos Salamanca.

"¿Qué hace el alcalde que no dimite cuando era el concejal de contratación en 2013?" por la anulación del millonario contrato del bus urbano, se pregunta Ganemos.

El grupo Ganemos Salamanca ha exigido la dimisión del alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, tras la anulación del millonario contrato del bus urbano, 144 millones de euros, que ha sido declarado nulo por los tribunales por otorgar una "injustificada posición de ventaja a una empresa". "El PP, el alcalde, el anterior y el que ha dejado de guardián, han dado trato de favor a una empresa", ha resumido el concejal Gabriel Risco.

 

La decisión judicial, ha explicado Risco, declara la nulidad de todo el procedimiento de contratación debido a que el requisito de tener acreditada la gestión de al menos 20 autobuses propulsados a gas recogido en el pliego de condiciones es “innecesario e injustificado”. Concretamente, se refiere a ello como “una injustificada posición de ventaja” para Salamanca de Transportes, al tiempo que “vulnera los principios de libre competencia y de igualdad de trato”, tal y como explica el concejal Gabriel Risco.

 

"Esto es lo que hace Carbayo, beneficiar a empresas amigas, este es el candidato que presenta el PP", ha valorado Risco. En este sentido, para Ganemos, esta desigualdad de trato hacia las empresas y las personas es una constante en la forma de hacer política del equipo de Gobierno (PP). El grupo granate considera “escandaloso” el hecho de que el actual alcalde, antes concejal delegado de Contratación, Carlos García Carbayo, fuera el principal responsable de esta adjudicación ilegal en 2013, y por ello pide su dimisión.

 

"¿Alguna vez alguien va a asumir alguna responsabilidad?", se ha preguntado Risco, "¿Qué hace el alcalde que no dimite cuando era el concejal de contratación en 2013?", cuando se elaboraron los pliegos que acabaron en la adjudicación ahora anulada. "Hay que asumir responsabilidades políticas. El primer responsable de esto es el alcalde", ha dicho Risco, al tiempo que la portavoz de Ganemos, Virgnia Carrera, ha remarcado que lo ocurrido "nos parece escandaloso y el alcalde debería dimitir".

 

La agrupación electoral, que defiende la remunicipalización del servicio de autobús, pero también el de recogida de residuos, asegura que “ahora es el momento para que la ciudad recupere lo que es suyo”. La anulación del contrato del bus urbano es para el grupo, por tanto, “una oportunidad para hacer posible un modelo de gestión sana y honesta”, dado que en otras ciudades la experiencia de la municipalización de servicios externalizados está desarrollándose con éxito, tal y como recuerda Carrera.

 

Para Ganemos Salamanca, convertir en municipal la gestión de este y otros servicios actualmente externalizados como el de basuras es la fórmula idónea para “erradicar el trato de favor, los juicios perdidos por el Ayuntamiento y los gastos que estos procesos generan para la ciudadanía” derivados de las políticas del PP y presentes también en el denominado ‘caso Aceinsa’, por el que la Justicia dictaminó la existencia de trato de favor a la empresa del mismo nombre, adjudicataria del contrato de alumbrado público.