El PP propone que la Policía Local pueda resolver gestiones o tramitar multas a pie de calle
Cyl dots mini

El PP propone que la Policía Local pueda resolver gestiones o tramitar multas a pie de calle

Carlos García Carbayo, candidato del PP a la alcaldía de Salamanca.

García Carbayo propone extender el límite a 30 en las calles interiores de todos los barrios y creará un parque infantil de tráfico y un centro de formación para Policía Local.

El candidato del PP a la alcaldía de Salamanca, Carlos García Carbayo, ha desgranado sus propuestas en materia de tráfico y seguridad vial. Se mantienen en la línea de medidas ya adoptadas desde el Ayuntamiento, como la implantación de más semáforos, iluminación en pasos de peatones o señalización, nuevas rotondas... pero hay algunas que se salen de lo habitual.

 

La primera es una propuesta para una mayor proximidad de los agentes de la Policía Local con los ciudadanos. Según ha explicado el actual alcalde, la idea es dotar a los agentes de medios tecnológicos para que puedan tramitar in situ, a pie de calle, desde consultas a dudas, pero también gestionar multas o sanciones. El objetivo es acercar la presencia del cuerpo a los ciudadanos en todos los barrios.

 

Además, en materia de formación el PP propone crear el primer parque de tráfico infantil para introducir a los niños en las normas de circulación y el respeto a los peatones. Se haría en colaboración con el Centro Superior de Educación Vial de la DGT en el barrio de Tejares. En este centro se reforzará también la formación y cursos a escolares y se pretende crear el primer centro de formación de ámbito nacional especializado en agentes de la Policía Local.

 

"No hay ningún centro nacional en España que reúna estas características", ha apuntado sobre una medida incluida en su programa electoral y que se llevaría a cabo en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT).Estas instalaciones, donde se ubicaría el parque de tráfico, están en la avenida Juan Pablo II de Salamanca, y en ellas el PP contempla también nuevos cursos y actividades con escolares, mayores y otros colectivos para mejorar la seguridad vial.

 

En cuanto al tráfico, se pretende aplicar la zona 30 en todas las calles interiores de los barrios, conservando el límite urbano a 50 en las vías principales. El objetivo es seguir mejorando las cifras de atropellos y reduciendo su gravedad: está demostrado que a menor velocidad de impacto en el caso de un atropello las lesiones son menos graves.

 

En cuanto al resto de medidas de seguridad vial, el PP apuesta por seguir reforzando la señalización semafórica, la iluminación de pasos de peatones o la creación de tres nuevas rotondas en el acceso a Puente Ladrillo, Federico Anaya y el puente de la Universidad, puntos conflictivos de tráfico.