El PP plantea una campaña "sin molestar" ni grandes actos y con Sánchez en el punto de mira
Cyl dots mini

El PP plantea una campaña "sin molestar" ni grandes actos y con Sánchez en el punto de mira

José Antonio Bermúdez de Castro, Javier Iglesias y Carlos García Sierra, en la presentación de la campaña del 10-N. Foto: F. Oliva

Los 'populares' confirman a García Tejerina como primera visita de una campaña que girará en torno a Mañueco y la contraposición a las medidas y talante del presidente del Gobierno.

El PP ha decidido abrazar la moderación y la cautela para una campaña repetida en la que pretende hacer una labor didáctica, de explicación, no exenta de críticas a Pedro Sánchez, pero "muy respetuosa" y sin "importunar" a los ciudadanos que ya están "bastante cansados" de la espiral de elecciones. Estas son las líneas básicas de una campaña más, la tercera en pocos meses (generales, autonómicas+municipales y generales otra vez), que llega con los votantes presumiblemente saturados del bombardeo político.

 

Consciente de este panorama, el PP de Salamanca ha adoptado un plan de campaña de cierto 'perfil bajo'. Pablo Casado no tiene en sus planes visitar el territorio salmantino, pero sí estarán algunos rostros conocidos como Isabel García Tejerina, Andrea Levy o Javier Maroto, y con Alfonso Fernández Mañueco como puntal, siempre con actos poco intrusivos para "explicar lo que queremos proponer pero sin molestar", ha dicho el coordinador de campaña, Carlos García Sierra.

 

Por supuesto que habrá dialéctica de campaña, pero sin abandonar la sensación de estar en "el día de la marmota" como ha dicho el presidente 'popular', Javier Iglesias. Para el también presidente de la Diputación las elecciones se resumen de manera sencilla: "Va a gobernar el PP o va a gobernar el PSOE, lo demás son contrapesos". Esta dualidad la va a explotar el PP con mensajes ya utilizados semanas atrás, repetidos casi todos en el desayuno de presentación de campaña, con prácticamente los mismos actores.

 

En el punto de mira, siempre, Pedro Sánchez, o más bien la contraposición total a lo hecho o dicho por el presidente del Gobierno durante su mandato en plenas facultades o en funciones. El PP piensa poner pegas al global de su gestión, desde la creación de empleo a la marcha de la economía, los tambores de recesión, el gasto público desbocado, el bloqueo, la falta de pactos, los 'socios' de Sánchez... hasta a su expulsión del propio PSOE han apelado los populares en un argumentario que será de uso habitual en los próximos días. También las inversiones en Salamanca, que según el número '1' al Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro, se paralizan cuando entra el PSOE y se planifican con el PP en el Gobierno.

 

Aún y así, y como ha reconocido el propio Iglesias, "todos sabemos que es muy complicado que haya mayorías". Por eso, uno de los puntos de fuerza de la campaña 'popular' será la capacidad de pacto vista en ayuntamientos y comunidades autónomas y la "mano tendida" para crear mayorías estables. En ese aspecto, no quieren ni oir hablar de nada que no sea "el mejor resultado posible" para hacer a Pablo Casado presidente y desbloquear España, algo que garantizan si ganan las elecciones aunque sea por un escaño.

 

En el caso de Salamanca, el punto de partida es el 2-1-1 vigente tras las elecciones de abril, pero todas las encuestas auguran que Ciudadanos perderá el suyo, y que habrá lucha entre PSOE y PP que podría acabar en un 2-2. Iglesias se ha desmarcado con un "vamos a por el 4-0" aunque recuperar el 3-1 parece el escenario más factible. Lo veremos de aquí a unos días.

Noticias relacionadas