El PP entierra su idea de que gobierne la lista más votada ante la perspectiva de necesitar pactos en Salamanca

Pablo Casado en Salamanca

El PP borra de su programa el cambio de la ley electoral que le hubiera dado el gobierno municipal hace cuatro años, en favor de pactos 'a la andaluza' o de dejar de ser la fuerza mayoritaria.

Seis meses después de su último intento por aprobar un cambio en la ley electoral, el PP abandona una de las ideas con las que más ha insistido en esta legislatura que ahora toca a su fin: conseguir que gobierne por ley la lista más votada. En su nuevo programa electoral no hay ni rastro de esta idea, como tampoco de la corrupción o el aborto. La perspectiva de necesitar apoyos para retener gobiernos, como ha ocurrido en Andalucía, ha llevado a los 'populares' a defenestrar una idea recurrente que defendieron en una última ofensiva que también llegó a Salamanca.

 

El pasado mes de octubre, el PP lanzaba en ayuntamientos y diputaciones una ofensiva para aprobar de manera masiva una moción por el cambio de la ley electoral. La modificación que perseguía era una que obligara a que se diera el gobierno a la lista electoral más votada, independientemente de mayorías. No era la primera vez que ponía sobre la mesa una idea que le habría servido, por ejemplo, para gobernar en solitario el Ayuntamiento de Salamanca o el de Ciudad Rodrigo. En la provincia la defendió el presidente 'popular', Javier Iglesias, durante octubre de 2018.

 

Lo hacía tras haber perdido en el Congreso la votación para cambiar la Ley Orgánica del Régimen Electoral General. El PP criticó entonces, como argumento, que las alianza de perdedores pudieran gobernar por encima de los partidos más votados individualmente. La fórmula para evitarlo, un sistema de doble vuelta con una prima de mayoría.

 

El PP lo sacó adelante en muchos ayuntamientos de Castilla y León, y en enero Alfonso Fernández Mañueco volvió a la carga con el asunto de cara a las autonómicas. En sus primeros días como candidato en activo y ya desligado del ayuntamiento salmantino, Mañueco insistió con la idea de favorecer que gobierne la lista más votada... el mismo día en que el PP llegaba a un acuerdo a tres bandas con Cs y Vox para arrebatar la Junta de Andalucía a la lista más votada, la del PSOE.

 

Ahora el PP abandona la idea de la prima para la lista más votada. La situación en Andalucía y la perspectiva de tener que gobernar en muchos sitios, también en Salamanca, con el apoyo de otro u otros partidos o incluso la de perder la primacía como fuerza más votada ha cambiado la visión de un asunto que su líder regional defendió con fuerza.

Noticias relacionadas