El PP, en contra de alargar el permiso de paternidad y de salir del trabajo a las 18.00 horas

El Congreso ha votado una proposición no de ley con la que se insta al Gobierno a tomar las medidas necesarias para alcanzar una conciliación laboral y familiar real y avanzar en corresponsabilidad. El PP, en contra.

El Congreso de los Diputados ha apoyado este 2 de febrero, con los votos en contra del PP, una proposición no de ley con la que se insta al Gobierno a tomar las medidas necesarias para alcanzar una conciliación laboral y familiar real y avanzar en corresponsabilidad.

 

La Cámara ha votado un texto transaccional redactado por el PSOE, impulsor inicial de la propuesta, a la que se han sumado Ciudadanos y Podemos, en el que se especifican algunas medidas concretas para lograr "la igualdad entre hombres y mujeres" en la vida laboral. Entre las más destacadas está la petición de igualar el permiso de paternidad y salir del trabajo a las 18.00 horas.

 

Concretamente, se ha llamado a impulsar esta última medida desde la Administración General del Estado cumpliendo con el Plan Concilia 2005 y las resoluciones de la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas que señalan que la jornada laboral debe finalizar a esa hora.

 

Del mismo modo, el documento sugiere al Gobierno una nueva regulación del trabajo a tiempo parcial, homologable con la existente en otros países europeos y que sea compatible con las responsabilidades familiares y laborales. En este sentido, piden derogar la desregulación del trabajo a tiempo parcial favoreciendo así el derecho a acceder a un trabajo con un salario digno y suficiente para satisfacer las necesidades de los trabajadores.

 

También llama a incrementar "sustancialmente" las actuaciones y los recursos humanos y materiales de la Inspección de Trabajo y de Seguridad Social para controlar el cumplimiento de la normativa sobre igualdad salarial y jornada de trabajo, así como de las horas extraordinarias, e incoar los expedientes sancionadores que correspondan.

 

UNIVERSALIZAR LA EDUCACIÓN DE 0 A 3 AÑOS

 

Las formaciones firmantes también buscan con esta iniciativa establecer fórmulas de disponibilidad horaria que permitan a los trabajadores acumular créditos de horas; adoptar medidas legales y de incentivos que permitan la conciliación de los autónomos; o universalizar la oferta pública de Educación infantil en la primera etapa, de 0 a 3 años; y poner en marcha, junto a las comunidades autónomas, programas de desarrollo de educación en la igualdad y la coeducación.

 

La defensora de la iniciativa, la diputada del PSOE Isabel Rodríguez ha criticado que España cuente con una brecha salarial entre hombres y mujeres del 20 por ciento y que el 70 por ciento de los contratos parciales son firmados por mujeres. "No queremos vivir en una sociedad en la que los abuelos tengan que cuidar de los nietos y no puedan descansar", ha defendido.

 

Tanto la portavoz del PP en esta materia, Silvia Valmaña, como la de Ciudadanos, Patricia Reyes, han puesto en duda que la conciliación sea "una prioridad para el PSOE". Así, la 'popular' ha destacado que esta iniciativa socialista no "concuerdo con lo que hace luego en los gobiernos autonómicos en los que no gobierna".

 

IMPORTANCIA DE LA EDUCACIÓN

 

Por su parte, Reyes ha destacado el trabajo de negociación de su partido durante estos meses para incluir medidas de corresponsabilidad en el acuerdo de investidura con el PP. Además, ha criticado que se mantengan "medidas injustas contra la mujer" y que mantienen su "desigualdad de oportunidades en el mercado laboral".

 

La diputada de Ciudadanos, ha coincidido con la portavoz de Igualdad de Podemos, Sofía Castañón, en destacar la educación como un punto clave para acabar con la desigualdad.

 

La representante de la formación morada ha defendido además que la igualdad de permisos de paternidad debería ser intransferible, algo que, a su juicio, evitaría que la mujer se viera obligada a asumir las tareas del cuidado de la familia. "Sin permisos de paternidad, seremos trabajadoras de riesgo", ha señalado.

 

Además, ha denunciado que la brecha salarial se amplía "en la edad en que las mujeres pueden decidir ser madres" y que las excedencias para cuidar a los hijos sólo son pedidas por las mujeres, así como las jornadas a tiempo parcial. "Esto supone una rebaja en los salarios de las mujeres y da menos valor a su trabajo", ha señalado Castañón, quien ha indicado que "las trabajadoras españolas van a ser más pobres que los trabajadores después de su jubilación".