El PP destaca la transformación y puesta en valor del casco histórico

El Partido Popular hizo ayer un balance de sus 16 años al frente del Ayuntamiento de Salamanca tres meses antes de que Julián Lanzarote abandone la Alcaldía. El primer edil desde 1995 destacó el esfuerzo hecho por su equipo de Gobierno para convertir a Salamanca en una ciudad moderna a través de una transformación del casco histórico donde el peatón ha ganado terreno al vehículo y se ha reformado el patrimonio histórico convirtiéndolo en un foco turístico.
S. G. P.

“Hemos sabido mezclar nuestro santo y seña con el comercio y hostelería, nuestras principales fuentes de riqueza”, aseguró el alcalde para él que lo más destacado del casco histórico salmantino con respecto a otras ciudades es que se trata de “un centro con una vida incesante”.

Una de las principales zonas de actuación ha sido la Plaza Mayor “núcleo neurálgico de la capital e imán para los salmantinos que siempre acaban recorriendo el monumento más visitado y fotografiado de la ciudad”, señaló Lanzarote. En los últimos 16 años se han rehabilitado y restaurado las fachadas, retirados los antiguos toldos que tanta polémica generaron, se han incorporado nuevos medallones y se la ha dotado de iluminación artística. Recientemente, el Ayuntamiento ha licitado la primera fase de la restauración de las cubiertas para recuperar un perfil unitario. “Este trabajo se ha completado con la urbanización de las plazas y calles que la rodean, dando prioridad al peatón”, destacó el alcalde.

Puesta en valor del patrimonio
Lanzarote explicó que desde 1995 su partido se puso como meta rehabilitar el “ingente patrimonio histórico que posee Salamanca y que supone una de sus principales fuentes de riqueza”, afirmó.

En todo este tiempo han sacado adelante el Plan Especial de Protección del Recinto Histórico y se ha redactado un Plan de Gestión de la Ciudad Vieja de Salamanca, una herramienta que permite abordar los retos del progreso que surgen en una ciudad Patrimonio de la Humanidad. Con el Plan de Gestión llevan a cabo un análisis completo de cada uno de los 712 inmuebles del casco histórico que tienen en catalogación. “El objetivo es unificar criterios y establecer entornos unificados que actualmente están aislados”, apuntó el alcalde. Para Lanzarote todo el mérito de haber convertido a Salamanca “en una ciudad única” lo tienen los salmantinos. “Sin su apoyo con las cuatro mayorías absolutas que nos han permitido trabajar con tranquilidad y su generosidad no habríamos sacado adelante estos cambios”, agradeció el alcalde. Entre los proyectos de futuro previstos en esta legislatura, destacó la remodelación de la plaza del Mercado cuya peatonalización estará lista antes del verano.