El PP afea al PSOE que con su voto en contra a los presupuestos "se opone a rebajar el IBI"

El concejal de Hacienda, Fernando Rodríguez.

Los populares acusan al Grupo Socialista de falta de compromiso y responsabilidad al rechazar el Presupuesto Municipal para 2019, primando sus intereses electoralistas sobre el progreso de la ciudad.

El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Salamanca denuncia la oposición del Grupo Socialista al Presupuesto Municipal para 2019, aprobado hoy por la mayoría de la Corporación, en una muestra más de su falta de compromiso y responsabilidad, primando sus intereses electoralistas sobre el progreso de la ciudad.

 

Los populares lamentan el discurso continuista, plano e insulso del PSOE sobre los presupuestos, evitando sistemáticamente año tras año el reconocimiento de los aspectos positivos de las cuentas municipales, y quedando anclado permanentemente en el discurso de lo negativo.

 

El Grupo Socialista ha votado en contra de unas cuentas que superan los 152 millones de euros y contemplan una reducción del 5% en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), que se une a la rebaja en la Plusvalía y en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), así como a la congelación del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) y el Impuesto de Vehículos, realizadas durante el presente mandato municipal.

 

También rechaza el PSOE que el Ayuntamiento de Salamanca destine 11,1 millones de euros a actuaciones para fomentar el empleo y generación de actividad económica. Con esta finalidad se continuarán desarrollando programas dirigidos, por un lado, a facilitar la inserción laboral de colectivos en riesgo de exclusión social o laboral, y, por otro, de jóvenes titulados universitarios.

 

El Grupo Popular denuncia además que los socialistas se han opuesto a más inversión para que la ciudad siga prosperando, pues el Presupuesto para 2019 recoge 16,2 millones de euros para obras en los barrios, a los que hay que añadir otros 13,5 millones procedentes del superávit del ejercicio 2018.

 

Otra de las importantes partidas económicas rechazadas por el PSOE, 89 millones de euros, es el gasto social para el bienestar y la calidad de vida de los habitantes de Salamanca, un 58% del presupuesto total del Ayuntamiento. Los socialistas no han respaldado un aumento de los recursos para atender a las personas mayores, reforzar los servicios de atención domiciliaria y apoyar a las familias y personas que padecen dificultades económicas o cuentan con menos recursos. Tampoco un incremento de las ayudas a clubes deportivos, asociaciones de salud y entidades de atención a las personas con discapacidad o afectadas por drogodependencias.

 

En el colmo del despropósito, según ha añadido el Grupo Municipal Popular, el portavoz municipal socialista ha dejado por mentiroso a Óscar Puente, portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE, quien explica que la pérdida de población en las capitales obedece al aumento de habitantes en el alfoz.