El pozo de los humos, seco como nunca por la falta de lluvias

La emblemática cascada del Uces desaparece por la sequía que mantiene sin agua el río que la alimenta. Adiós al espectáculo de sus 50 metros de caída de agua.

El pozo de los humos es uno de los espectáculos del parque natural de Arribes del Duero. Sin embargo, quienes se hayan acercado en las últimas semanas a contemplarlo se habrán ido con el 'chasco' de no poder ver su icónica cascada, una caída de 50 metros de agua que permite algunas de las mejores postales de los espacios naturales del país. La 'culpa' la tiene la sequía que mantiene sin agua el Huces, el río que alimenta la cascada.

 

Las imágenes de esta información, tomadas este fin de semana, muestran el estado actual del famoso pozo de los humos sin su famosa cascada. Una situación poco corriente, al menos, a estas alturas del año cuando el Otoño tendría que haber traído lluvias. Es habitual que la caída de agua se reduzca de manera importante, y así iba hace cerca de un año, en diciembre de 2016. Pero no es tan frecuente que desaparezca por completo, y lleva unas semanas así, porque depende por completo del caudal que lleve el Uces. Eso se nota incluos en la vegetación que rodea el paraje, mucho más seca de lo habitual.

 

Comparación entre el estado actual del pozo de los humos y su aspecto cuando tiene agua.

 

Hace sólo unos meses, a principios de 2017, la cascada estaba a rebosar como también ocurrió en abril de 2016 pero hace tanto que no llueve que el río que la alimenta va con el agua justa, como muchos otros paisajes acuáticos de Salamanca como los embalses. El pozo de los humos es uno de los grandes atractivos naturales junto al pozo airón, también en Pereña de la Ribera, municipio que comparte el primero con Masueco.