El potencial solar de los tejados de Salamanca: una fuente de energía limpia como 6 millones de árboles
Cyl dots mini

El potencial solar de los tejados de Salamanca: una fuente de energía limpia como 6 millones de árboles

Paneles solares en Cristóbal de la Sierra

La instalación de paneles en todos los tejados de la provincia ahorraría hasta 847 millones de euros una vez pasados diez años para amortizar el gasto.

Los tejados de la provincia de Salamanca tienen un elevado potencial y si se instalasen paneles solares en todos ellos se podrían generar 3.798.457 MWh de energía solar al año. Eso equivale al efecto sobre el medio ambiente de plantar más de 5 millones de árboles. Una medida que tendría un coste elevado, pero que podría amortizarse a partir del décimo año en forma de ahorro directo para los usuarios.

 

Según un estudio de Idealista, hay 206.780 tejados en Salamanca. De ellos, el 72% son aptos para alojar placas solares capaces de producir electricidad.Eso totaliza 1.539 hectáreas de espacio útil para generar energía solar. La inclinación óptima de los paneles solares Salamanca es de 31º. Su instalación permitiría ahorrar 847 millones de euros una vez amortizados.

 

Si todos los tejados de Salamanca donde fuera viable instalaran paneles solares, las emisiones de CO² se reducirian cada año en:

285.810 toneladas de CO2

1.671 millones de km en coche

5.715.752 horas de vuelo

5.716.200 árboles plantados

 

4.000 millones de euros

La instalación de paneles solares en los tejados de todas las primeras viviendas de Castilla y León tendría un coste aproximado de 4.079 millones de euros y ofrecería un ahorro de 6.090 millones a en los próximos 25 años. En España, las cifras suponen inversiones de 78.504 millones y un ahorro de más de 115.000 millones, según un estudio publicado por idealista, basándose en su herramienta idealista/energy.

 

El elevado coste de instalación se amortizaría con el ahorro de los diez primeros años de vida de las placas y a partir de ese momento el ahorro iría directamente al bolsillo de los ciudadanos. El ahorro no solo sería económico, sino que sus beneficios serían también muy palpables en el medio ambiente pues en España sería el equivalente a dejar de quemar 25 millones de toneladas de carbón, a no realizar 147 billones de kilómetros en coche o a ahorrar 500 millones de horas de vuelo de un avión. El beneficio sería equivalente a plantar 380 millones de árboles en nuestro país.

 

La herramienta, que ha estudiado el tamaño de todos los tejados españoles, su orientación, gradiente y horas de sol recibidas, calcula la capacidad energética de cada inmueble y es capaz de estimar el número paneles que serían necesarios y por tanto calcular cuál será el ahorro que generaría. 

 

En función de estos parámetros y del coste energético anual calculado, el tiempo que se tardaría en amortizar es similar en casi todas las comunidades. En Valencia, Navarra, Asturias, Murcia, Extremadura y Aragón se tardarían 11 años en amortizar la inversión vía ahorro, mientras que en Canarias sería necesarios solo nueve. En todas las demás comunidades, el tiempo necesario es de diez años.