Actualizado 03:32 CET Versión escritorio
Salamanca

El 'portazo' definitivo de Makoke a Kiko Matamoros: "Ya no le admiro"

A pocos días de entrar en la casa de Gran Hermano VIP, Makoke ha querido hablar por primera vez públicamente sobre su ruptura con Kiko Matamoros, y como no podía ser de otra manera, lo ha hecho en Viva la vida, programa en el que trabaja como colaboradora.

Publicado el 09.09.2018

Makoke decidió sentarse a hablar con Toñi Moreno porque considera que tiene que dar la cara, sin embargo, como ella misma ha asegurado, no le gusta hablar de su dolor ni de lo que ha ocurrido verdaderamente, porque a pesar de ser un personaje público, hay ciertos asuntos que prefiere que sigan formando parte de su intimidad.

 

Durante la entrevista, Makoke aseguró que esta ruptura es la definitiva, respondiendo así a los que les acusan de que esto es un montaje: "Kiko ha sido el hombre de mi vida, lo he querido mucho pero lo tengo clarísimo, no hay marcha atrás". Ana Matamoros, la hija que el matrimonio tiene en común, está siendo una de las peores paradas en esta separación y es que la joven no está llevando nada bien la ruptura de sus padres.

 

El pasado 4 de agosto fue la última aparición pública de Kiko y Makoke juntos durante una cena benéfica en Marbella, pero como la propia protagonista ha asegurado, fue el 7 de agosto cuando tomó la decisión de romper definitivamente su matrimonio. Al parecer, le llegó una llamada telefónica con una información que no le gustó nada y que fue el detonante para poner fin a 20 años de relación. Sin embargo, por una promesa a su hija Ana y para evitar que aumente su dolor, Makoke no ha querido desvelar el contenido de esta llamada, asegurando que es Kiko el que tiene que contarlo.

 

"No voy a entrar en lo que pasó porque hay prioridades en la vida y mi prioridad son mis hijos, sobretodo mu hija que lo están pasando muy mal. A Kiko lo quiero y hay que tirar para adelante e intentar hacer el menor daño posible", ha declarado Makoke, la cual también ha desvelado como sucedieron los hechos: "Estábamos en Málaga y él se iba esta tarde a Madrid para hacer su sección en Sálvame. Le dije 'vete, yo me quedo en Málaga y no quiero verte más'".

 

Con estas duras palabras Makoke puso fin a su matrimonio, a pesar de no arrepentirse de haberse casado porque fue "el sello perfecto a un amor maravilloso". Mientras que Kiko apuntaba a un desgaste en la relación como el culpable de su ruptura, la ex modelo lo tiene muy claro: "Lo quiero pero no estoy enamorada. La base del amor es la admiración y yo ya no lo admiro".

COMENTARComentarios