El porcino ibérico sigue estable; el blanco continúa su tendencia alcista

(Foto: Chema Díez)
Ver album

La Lonja de Salamanca ha marcado el signo de repetición para los cochinos de ceno y cebo de campo, mientras que la banda baja de los lechones aumentó su valor. El porcino blanco sigue imparable.

El sector del porcino en Salamanca vive dos situaciones diferentes; ibérico y blanco caminan por rumbos distintos en lo que a precios se refiere. Uno, el blanco, sigue en estado de gracia con una nueva subida de los precios, mientras que el ibérico camina en la estabilidad.

 

En el primero de los casos, la exportación sigue siendo clave, al igual que la tendencia de países de Europa como Alemania y Holanda, por lo que los cerdos selecto y normal aumentaron su valor 0,02 euros, al igual que las cerdas, mientras que el graso repitió, subiendo dos euros los lechones y repitiendo el tostón.

 

En el ibérico, los sectores ganadero e industrial siguen enfrentados y ven dos realidades completamente distintas, demandando una subida los primeros y una repetición los segundos. En esta caso, el presidente optó por la prudencia y marcó el signo igual en los precios. En estos dos días y medio de matanza, se han sacrificado 38.000 cochinos, según los datos de Asici, cifra elevada para tan pocos días de trabajo.

 

Los lechones aumentaron el precio de la banda baja 0,08 euros, para pasar a cotizar a un precio de entre 3,02 y 3,34 euros.

Noticias relacionadas