El póker trata de reinventarse tras las restricciones lúdicas de Castilla y León

Juego en Castilla y León

En Castilla y León no existe una pasión desmesurada por el juego, de hecho, solo existen tres casinos: El Casino de Castilla y León, en Boecillo, una localidad vallisoletana a escasos kilometros de la capital de la región. Ubicado en el Palacio de los Condes de Gamazo, de estilo neoclásico y de auge decimonónico. El Casino del Tormes en Salamanca, situado en la ribera del famoso rio y el más frecuentado por jóvenes debido a idiosincrasia que la universidad confiere a esta urbe. Y, por último, el Conde de Luna en León. En estos tres establecimientos se puede tomar parte en una partida de póker, aunque en la región como en el cómputo general del país prefieren jugar al póker Texas Holdem, la modalidad de póker de aprendizaje más sencillo y más popular en el mundo, desde la comodidad del hogar, a cualquier hora y sin tener que desplazarse a algún punto de juego, en clara merma desde que hace siete años la Consejería de Interior y Justicia de Castilla y León proclamará la expresa prohibición de jugar a esta materia fuera de estos tres recintos. Una apuesta clara por el proteccionismo de un monopolio, un pacto de no agresión entre los grandes señores del juego de la zona. No se puede jugar sin apuestas, entre amigos, ni en la intimidad del domicilio. Las sanciones ascienden a 300 euros de multa para jugadores y hasta 60.000 euros para los bares, establecimiento donde no se puede jugar independientemente de que el propietario del bar no organice la timba y no perciba comisión alguna por su disputa. La Ley 4/1998 sobre normas reguladoras del juego, vigente desde hace casi 20 años, desarrolla estas restricciones lúdicas e insta a la Junta a emitir periódicamente escritos a las asociaciones provinciales de hosteleros recordando con énfasis los preceptos 5 y 13 de dicha legislación.

Ante este panorama, los aficionados castellanoleoneses a esta tipología de juego de cartas optan por la variante del juego online que ofrecen diversas plataformas. Estos refugios tecnológicos han proliferado a lo largo y ancho de la geografía nacional, migración que se ilustra con un dato: Tan solo en el primer trimestre de 2017 el póker online a generado ganancias de 400 millones de euros según el último informe trimestral facilitado por la Dirección General de Ordenación del Juego. En lo que respecta a la escena reciente del póker regional se halla en estado de buena esperanza, en el plano competitivo, con el record guiness en la categoría de jugador más joven en clasificarse a un Europeo de esta especialidad, obtenido por Álvaro De La Iglesia, natural de León, árbitro de fútbol base los fines de semana y estudiante de Derecho. El pasado 20 de enero, este universitario cambió una de las catedrales más imponentes del planeta por la oda al juego más colosal levantada por el hombre, la ciudad de Las Vegas, para ser partícipe en la World Series of Poker.

Sin embargo, la ludopatía crece entre los adolescentes. La ausencia de una Ley que prohíba o limite la publicidad como en el tabaco no ayuda, y mucho menos que ídolos de los adolescentes como Cristiano Ronaldo y Neymar promocionen el juego en campañas publicitarias.