El 'pobre de mí'...