El plan turístico de la Diputación arranca con una subvención directa a la Asociación de Hostelería

El PP aprueba gastar 60.000 euros en una subvención a la asociación de hostelería casi como primera medida del plan de turismo, prácticamente inédito pese a que lleva prometido desde 2014. Duras críticas de la oposición por la inacción en este campo.

El plan estratégico de turismo de la Diputación de Salamanca es ese gran desconocido del que el equipo de Gobierno habla constantemente, pero que es prácticamente un acto de fe. Prometido a finales de 2014, los grupos de la oposición se han interesado en numerosas ocasiones por su evolución, pero lo único que se sabía hasta ahora de él es que su diseño costó 48.000 euros y se encargó a una empresa privada.

 

El plan no estuvo operativo hasta finales de 2016 y realmente no se hizo mucho más que este gasto con cargo a la partida de 600.000 euros; en total, se gastaron poco más de 60.000 euros de esta asignación. Por este motivo, el grupo Ganemos ha llegado a solicitar que se use todo el remanente para incrementar la partida destinada a turismo en 2017. Sin embargo, el equipo de Gobierno va por otros derroteros.

 

El pleno de la Diputación ha aprobado, con los únicos votos a favor del PP, la concesión de dos subvenciones con cargo al plan de turismo; una es para hacer visitas a los espacios naturales de la Junta. La otra es para la asociación de hostelería de Salamanca, que cobrará 60.000 euros por implantar un sistema de calidad en los establecimientos turísticos de la provincia, cosa que se podía haber hecho adoptando cualquiera de los indicadores ya disponibles, como la 'Q de calidad'. Esta asociación ya cuenta con una subvención nominativa directa de 30.000 euros por parte del Ayuntamiento de Salamanca para la programación del Palacio de Congresos, pero que permitirá pagar salarios y estructura de la asociación.

 

El Plan Estratégico de Dinamización Turística fue anunciado por el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, a finales del pasado 2014 como una de las apuestas más firmes en materia de turismo. Su presupuesto así lo indicaba: 600.000 euros se anunciaron. Sin embargo, prácticamente no ha registrado ninguna actuación para hacer efectiva esa dinamización turística que preconiza. Por este motivo, la decisión de La Salina de aprobar estas subvenciones casi como primera medida del plan ha provocado el rechazo de todos los grupos de la oposición, que critican al equipo de Gobierno su falta de ideas para algo tan importante como el desarrollo turístico de la provincia.