El plan provincial va a pleno de urgencia para que las obras estén listas a final de legislatura

El equipo de Gobierno acelera trámites para poder aprobar la inversión de 15 millones de euros en municipios. Iglesias dice cumplir el "objetivo político" de ponerlos en marcha ya, imprescindible para que estén acabadas de cara a las elecciones.

La Diputación de Salamanca ha puesto toda su maquinaria al máximo para llevar al pleno de hoy, de urgencia y con premura, la aprobación del nuevo Plan Provincial bienal, una inyección de 15 millones de euros en obras para todos los municipios de la provincia. Una gestión que, según ha reconocido el presidente de la institución, Javier Iglesias, llega no sin apuros a tiempo para ser tratada en el pleno de esta misma mañana y con el fin último de cumplir el objetivo político de convocar ya el plan y que las obras que genera estén terminadas antes de que acabe la legislatura actual.

 

La gestión de este asunto ha sido una prioridad absoluta en la que la Diputación ha aligerado todos los trámites y ha dispuesto lo necesario para conseguirlo. El objetivo, según ha explicado el propio Iglesias, "cumplir el objetivo político que era presentarlo hoy". El motivo es que se quiere acelerar su tramitación y puesta en marcha: con su previsible aprobación hoy (el PP tiene mayoría en el pleno de la Diputación), se podrá abrir la solicitud hasta el 28 de febrero, en marzo se aprobarán proyectos y en mayo podrán estar en marcha. Todo para que, según el presidente y el diputado de los planes provinciales, Antonio Luis Sánchez, las obras estén terminadas antes de que acabe la presente legislatura, en mayo de 2015. Es decir, de cara a las próximas elecciones municipales.

 

Para ello, el equipo de Gobierno en la Diputación envió esta misma mañana la documentación al grupo socialista, que la recibió a las 8.20 horas de la mañana, según fuentes del PSOE. Poco más de dos horas después, a las 10.35, se iniciaba la rueda de prensa en la que Javier Iglesias y el diputado de planes provinciales daban a conocer no solo los términos del plan, sino los motivos de la premura. El propio Iglesias admitía que se había apurado el plazo para tenerlo presentado, como se comprometió políticamente en su día, antes de que acabara enero (hoy es su últimio día). Y su aprobación en pleno (que habitualmente se celebra los jueves), totalmente previsible, le permitirá alcanzar su objetivo.

 

El nuevo Plan Provincial, de dos años de duración, prevé un gasto de 15 millones de euros en obras de mejoras en los 361 municipios de menos de 20.000 habitantes que pueden acceder a él. La Diputación pone doce millones de euros, seis cada año (se reparte entre 2014 y 2015) y los municipios aportan otros tres; los que no tengan medios, podrán financiar su aportación sacando fondos del plan de empleo de la propia Diputación, lo que confirma el interés por sacar adelante el plan de obras que debe culminar con el estreno de nuevos equipamientos de cara a las elecciones.