El plan de Madrid para las Navidades al que todo el mundo mira: grupos de diez, hostelería abierta y controles de regreso
Cyl dots mini

El plan de Madrid para las Navidades al que todo el mundo mira: grupos de diez, hostelería abierta y controles de regreso

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en rueda de prensa en Barcelona.

Madrid prevé mantener las mismas limitaciones en el comercio y la hostelería durante las fiestas, y plantea particularidades para grupos en fechas señaladas.

La Comunidad de Madrid prevé mantener las limitaciones que están establecidas actualmente para el comercio, la hostelería, las celebraciones religiosas y otros eventos durante las fiestas navideñas, según ha indicado este viernes el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. El plan incluye matices a lo planteado a nivel estatal para los toques de queda, la posibilidad de que los mayores en residencias puedan visitar a sus familias y los grupos de 10 personas para las fechas más señaladas.

 

En la rueda de prensa semanal para informar sobre la evolución epidemiológica y asistencial de la pandemia por coronavirus, junto al viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, y la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, Escudero ha recordado la propuesta presentada por la Comunidad de Madrid al Ministerio de Sanidad para el Plan de Navidad.

 

La propuesta de la Comunidad de Madrid limita las reuniones familiares y sociales a un máximo de tres grupos de convivientes sin sobrepasar un máximo de 10 personas para los días 24, 25 y 31 de diciembre y los días 1 y 6 de enero. En el resto de las reuniones sociales se mantiene el número máximo de 6 personas, manteniendo las medidas de prevención.

 

Sobre el toque de queda, plantea que los días 25 de diciembre y 1 de enero se retrase a las 01.30 horas, limitando la movilidad nocturna desde entonces hasta las 06.00 horas.

 

Además, Madrid quiere permitir que los residentes en centros sociosanitarios puedan pasar las vacaciones con sus familias, para lo que establece que los residentes con anticuerpos (IgG +) en los últimos seis meses puedan salir y entrar "sin medidas específicas" y que aquellos que presenten IgG - y no han pasado la enfermedad permanezcan en aislamiento a la vuelta al centro y se les realice una prueba diagnóstica. Asimismo, la Comunidad dispone que se facilitarán comunicaciones telemáticas a aquellos residentes que no estén en disposición de abandonar estos centros.

 

"En cuanto a los eventos culturales, celebraciones religiosas, eventos navideños, restauración y hostelería, pequeño comercio, grandes calles o centros comerciales, la intención es que sigan vigentes las normas actuales que la Comunidad tiene para frenar la transmisión del virus", ha precisado Escudero.

 

Por su parte, Andradas ha manifestado que se está estudiando la posibilidad de hacer una "intervención específica" a la vuelta de las vacaciones de Navidad y en la reincorporación "a la universidad o a nivel laboral".