El plan de inversiones en sanidad, educación y servicios sociales, a la palestra en un mes

PLENO CORTES CASTILLA Y LEON

Un error de un procurador popular al votar permite llevar a las Cortes en un mes el Plan de Inversiones con todos los proyectos El PP había rechazado en el debate recurrir a la colaboración público-privada para financiar este Plan de Inversiones.

El error del procurador del PP Manuel Otero en la votación de una PNL del PSOE ha permitido que haya salido adelante la petición a la Junta para que remita a las Cortes en el plazo de un mes el Plan de Inversiones Sociales Prioritarias de Castilla y León 2016-2020 con inclusión de la totalidad de proyectos a desarrollar en éste y con requerimiento del pronunciamiento del Pleno de las Cortes, un precepto ya cumplido a juicio de los 'populares'. El plan, anunciado por Juan Vicente Herrera en julio, supondrá una inversión total superior a los 728 millones de euros con el objetivo de mejorar las prestaciones de los grandes servicios públicos en la sanidad, la educación y los servicios Sociales.

 

Sin embargo, el error de un procurador del PP en la votación de esta PNL ha impedido tumbar la iniciativa socialista, en un previsible empate a 42 que finalmente se ha sustanciado con 43 votos a favor y 41 en contra. Además, ha salido adelante la propuesta socialista de solicitar a las instituciones europeas la financiación de los proyectos incluidos en el Plan de Inversiones Sociales Prioritarias mediante los instrumentos del Reglamento del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE), conocido como el Plan Juncker, a lo que se había propuesto frontalmente el PP en el debate parlamentario por considerar que se trata de una fórmula de colaboración público-privada a la que no quiere recurrir la Junta para sacar adelante el citado plan.

 

Así lo había asegurado el procurador 'popular' Salvador Cruz en su argumentación en contra a la "sorprendente" PNL del Grupo Socialista al que había acusado de falta de coherencia por apostar ahora por esa fórmula de colaboración público-privada tan contestada en el "excepcional" caso del HUBU, ante lo que el proponente, Javier Izquierdo, ha aclarado que el Reglamento del FEIE contempla herramientas que no pasan por la colaboración público-privada.

 

Izquierdo ha recordado a este respecto que entre los objetivos generales para el uso de la garantía de la UE definida en el Reglamento del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) se encuentra el capital humano, la cultura y la salud por medio de, entre otras, la educación y la formación, soluciones sanitarias innovadoras y las infraestructuras sociales. "El Plan es perfectamente financiable si algún día deciden cuáles son -los proyectos--", se ha reafirmado Izquierdo, quien, ante las dudas ahora del PP, se ha preguntado si la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, mintió a la Cámara cuando presentó los proyectos susceptibles de acogerse al Plan Juncker en los que incluyó, entre otras, infraestructuras sanitarias.