El plan contra los ruidos se inicia sin medidas cerca de hospitales y colegios

Imagen de una medición de ruido

La mesa que desarrollará el plan del rudio se reúne cinco años después de aprobado el mapa de ruido y sin haber adoptado ninguna de las medidas recomendadas.

Durante la mañana de este miércoles se ha reunido por primera vez la mesa del ruido del Ayuntamiento, el órgano que va a elaborar el Plan Estratégico contra el ruido de la ciudad de Salamanca. En la mesa del ruido participan todos los grupos políticos y los técnicos que se encargan de esta tarea dentro del área de Medio Ambiente.

 

El arranque de sus trabajos llega con bastante retraso. Han pasado mucho años desde la redacción del mapa de ruido en abril 2012 hasta este 1 de febrero de 2017, y hasta ahora los dos equipos de Gobierno municipal que han pasado no se han preocupado por poner en marcha el Plan.

 

En la reunión,Ganemos ha pedido saber qué actuaciones preventivas se habían desarrollado para reducir los niveles de ruido en aquellas zonas sensibles donde hay centros hospitalarios o educativos. La respuesta ha sido que aun no se había tomado ninguna medida correctora. La normativa tiene especial hicapié en limitar las emisiones de ruido en los entornos de este tipo de centros.

 

Ganemos puesto en conocimiento que hay centros escolares, cuyo mantenimiento es competencia municipal, que no tienen ningún tipo de aislamiento al ruido al tener  persianas o cristales rotos. También nos ha resultado llamativo que lleven más de dos años sin sancionar  la emisión de ruidos de bocinas o tubos de escape pero en cuanto hay un músico tocando en la calle se interviene policialmente para que abandonen la actividad musical callejera.

 

La propuesta en materia de ruidos de Ganemos indica que debe ser integral, unida al plan de movilidad urbana sostenible y al plan de eficiencia energética junto con una propuesta, que hemos puntualizado en la mesa, de regeneración urbana y de rehabilitación de barrios que ordenaría nuestra ciudad ofreciendo calidad de vida, sostenibilidad y ahorro a nuestras vecinas y vecinos.