El Plan 2000E deja colgadas 13.000 operaciones por problemas técnicos

Devolución. Los concesionarios estudian reclamar a los clientes anticipos por importe de 6,5 millones. Sin apoyo. La patronal de los vendedores denuncia que Industria no se responsabiliza de los incidentes
Agencias

La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam) denunció ayer que los problemas técnicos del sistema de gestión del Plan 2000E, denominado SIT 2000, han dejado colgadas 13.000 operaciones por un importe de 6,5 millones de euros, y avanzó que los concesionarios estudian la posibilidad de reclamar a los clientes la devolución de los anticipos no cobrados.

Además, Ganvam recibió una carta del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio en la que el departamento que dirige Miguel Sebastián argumenta que, al igual que en cualquier procedimiento administrativo, “el no registro de las solicitudes por parte del agente de ventas conduce a tenerlas por no presentadas”, aunque se cumplan todos los requisitos. Ante este argumento, la patronal de los vendedores (que representa a 2.400 concesionarios y 3.000 compraventas), entiende que Industria no se responsabiliza de los incidentes producidos a finales de marzo, cuando el retraso en la apertura del sistema SIT 2000 provocó un bloqueo. Además, la asociación recuerda que sólo seis días después comenzó a aplicarse la fase de prorrateo del Plan 2000E, con lo que quedaron fuera agentes de ventas que ya habían cerrado sus operaciones y comprometido las ayudas con los clientes.

Problemas fiscales
Ganvam asume que estas cantidades adelantadas no serán reembolsadas, y sostiene que deben considerarse como descuentos y no como subvenciones, por lo que los clientes que se hayan beneficiado de las mismas no tendrán que incluirlas en su declaración de la renta. Asimismo, advierte de que puede darse la paradoja de que las administraciones, además de no reembolsar las ayudas, verán engrosar sus erarios gracias al retorno por vía IRPF por el descuento de hasta mil euros asumido por los vendedores. “Estas ayudas, si no son reembolsadas al vendedor, en ningún caso deben tributar, ya que son los concesionarios y los clientes quienes aplican un descuento, y no una subvención”, indicó el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez.