El piso de descanso familiar de la Diputación acogió en 2019 a cerca de 200 usuarios

Se trata de un recurso para los familiares o acompañantes de enfermos del Complejo Hospitalario de Salamanca de los municipios de la provincia.

El Piso de Descanso Familiar que la Diputación de Salamanca tiene habilitado para los familiares o acompañantes de enfermos del Complejo Hospitalario de Salamanca fue utilizado por 196 usuarios durante el año 2019. Se trata de la misma cifra que el año anterior según la memoria presentada por el área de Bienestar Social de la Diputación en la Comisión de Bienestar Social celebrada este miércoles.

 

Este recurso, creado a finales de 2010, y que ha tenido hasta el pasado año más de 1.800 usuarios, surgió por la necesidad detectada de disponer de un servicio de descanso diurno y aseo para el familiar o acompañante de aquellos pacientes que, residiendo en municipios de la provincia, excepto la capital, reciben tratamientos quirúrgicos o terapéuticos que requieren una hospitalización continuada y prolongada o permanente en el Complejo Hospitalario.

 

Así mismo, el piso, que cuenta con 15 plazas, está disponible a usuarios de otras provincias, si hay plazas libres, ha reseñado la institución salmantina.

 

En el año 2015, ante la demanda existente, la Diputación abrió en el mismo edificio del Complejo Guillermo Arce de la entidad provincial, frente al Complejo Hospitalario, un segundo piso de servicio de pernoctación con nueve plazas, cuya gestión de ambos es realizada por las Hermanas de la Caridad, de acuerdo al convenio suscrito con la entidad responsable del proyecto.

 

El horario de uso del piso diurno es de lunes a viernes de 8.00 a 18.00 horas, y el nocturno de lunes a domingo con horario de entrada entre las 21.00 y 23.00 horas y salida a las 8.00 horas.

 

La Diputación de Salamanca tiene un reglamento de acceso y utilización para los usuarios, bien de la provincia o de otras, por el cual la solicitud se realiza a través del Servicio de Atención al Usuario del Complejo Hospitalario y su concesión está en función de la duración hospitalización del paciente, la situación socio-económica del paciente y familia y que no puedan costearse estos servicios a nivel privado, cuya situación es evaluada por un profesional de Trabajo Social del Complejo Hospitalario; y distancia geográficas del domicilio.

 

Perfil del usuario

 

De los 196 usuarios del pasado año, según recoge la memoria presentada por el área de bienestar social de la Diputación, 35 utilizaron el piso de descanso diurno, seis el nocturno y 155 ambos servicios.

 

En su mayoría lo utilizaron mujeres, el 69 por ciento frente al 31 por ciento de varones. El mayor número corresponde a hijas (40) que cuidan a sus padres; 34 son mujeres que cuidan a su cónyuge o pareja y 33 son madres que cuidan a sus hijos, ha informado la Diputación.

 

Del perfil de usuarios cabe destacar también que el 30 por ciento, 58, fueron hijos; el 28 por ciento, 55, padres, y un 24 por ciento, 47, eran cónyuges, si bien también se registraron otros tipos de parentesco.

 

En cuanto al promedio de días de utilización es de 18 días y los meses que más usuarios accedieron al servicio de los Pisos de Descanso se concentran en octubre (46), diciembre (31), marzo y agosto (30), y los que menos: junio (13) y abril y enero (18).

 

Aunque prioritariamente este recurso va destinado a personas de la provincia, el porcentaje de uso más elevado corresponde a usuarios de otras provincias de Castilla y León con 121, seguidos de otras comunidades autónomas, 40 y 31 de la provincia de Salamanca y dos a otras nacionalidades.

 

Respecto a la procedencia de los usuarios salmantinos, estos procedían de 16 municipios: Ciudad Rodrigo, siete; Béjar, cinco; Peñacaballera, tres; Casas del Conde, Sancti Spitritus y El Bodón, con dos; y el resto, con uno.

 

Sobre los 121 usuarios de otras provincias de Castilla y León, la mayoría procedía de Ávila (66), Zamora (45) y menos de cinco de cada una del resto de provincias. En el caso de usuarios de otras regiones españolas (40) se trataba en casi todos los casos de hijos cuyos padres residen en municipios de la provincia y se desplazaban para su cuidado.

 

En concreto, según los datos aportados, de Madrid llegaron 14 usuarios, seguidos por vecinos de País Vasco (ocho) y Cataluña con cinco, y luego ya de Comunidad Valenciana, Navarra, Murcia, Galicia y Extremadura.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: