El perro y el hombre, en el Neolítico