El peligro llegó al final de un octavo encierro rápido y vistoso protagonizado por los Miura

Espectacular imagen durante el octavo encierro de San Fermín con los Miura en carrera

El octavo y último encierro de los Sanfermines 2017 ha sido muy vistoso con oportunidades para los corredores que han tenido huecos para el lucimiento. Javier Castaño será uno de los maestros que lidien la última corrida de San Fermín.

La carrera ha durado dos minutos y diez segundos y ha sido la más rápida de estas fiestas, con mucho peligro en el tramo final, donde los astados han impactado contra un grupo de corredores.

 

Los Miura cierran los encierros con la carrera más rápida de estos Sanfermines
Según las primeras informaciones sanitarias, hay seis trasladados al Complejo Hospitalario de Navarra con diferentes traumatismos. Hay un evacuado desde el tramo de Telefónica con un traumatismo craneoencefálico y un varetazo en la espalda.

 

El último encierro ha comenzado puntualmente a las ocho de la mañana. Las reses de Miura, de gran tamaño, han salido de los corrales de la cuesta de Santo Domingo agrupadas, con un toro en cabeza, y así han realizado juntos este primer tramo, donde se han visto numerosas caídas de mozos, pero también bonitas carreras. La manada ha trotado unida también por la Plaza del Ayuntamiento y en el tramo de Mercaderes, sin perder velocidad. Uno de los astados ha caído pero se ha levantado inmediatamente y ha continuado el recorrido con sus hermanos.

 

Los Miura han cogido con fuerza la curva de Estafeta, con los toros y un cabestro por delante, imprimiendo velocidad a este último encierro. Han enfilado este tramo de la bonita carrera de este viernes con un comportamiento noble, permitiendo a los corredores protagonizar carreras delante de las astas.

 

 

El momento más complicado del encierro se ha vivido tras finalizar la calle Estafeta, en el tramo de Telefónica. En la curva antes de bajar hacia el callejón de la plaza los toros han arrollado con violencia a un grupo de mozos en el vallado derecho. Por la fuerza que llevaban las reses, los han sacado de las maderas y uno de los corredores ha caído sobre el lomo de los animales.

 

Sin detenerse ni perder velocidad, los Miura han continuado la carrera hasta entrar en la plaza, directos a toriles en un tiempo récord.

 





Los toros de Miura, procedentes de Lora del Río, en Sevilla, son los encargados de poner el broche de oro a los Sanfermines desde el año 2013, aunque su participación en estas fiestas es mucho más antigua.

 

De hecho es la ganadería que más veces ha participado en San Fermín, un total de 36 ocasiones desde el año 1980. Estos toros presentan un comportamiento muy noble y en toda su trayectoria en los Sanfermines solo han dejado 16 heridos por asta de toro.

 

Los diestros Rafaelillo, Javier Castaño y Rubén Pinar lidiarán a los astados por la tarde en la plaza de toros de Pamplona.