El PCE de Salamanca considera que la estacionalidad no es capaz de paliar la destrucción de empleo

Afirman que los datos del paro hechos públicos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social muestran, en realidad, un aumento del desempleo respecto al año anterior.

Para el PCE de Salamanca las cifras del paro, hechas públicas por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, reflejan una continua destrucción de empleo a pesar del verano.

 

Consideran que sigue marcando la pauta la temporalidad: "Podemos observar cómo en los periodos estivales, y principalmente en el sector servicios, suele descender el número de personas desempleadas debido a la contratación temporal". Acusan al Gobierno de maquillar con este hecho las estadísticas respecto al número de parados y, con ello, intentar ocultar la realidad. "Las cifras hablan por sí solas", denuncian.
 
Con una cifra de 34.156 personas paradas en nuestra provincia, "se evidencia el fracaso de las continuas reformas laborales, que no han servido para otra cosa más que para la precarización y destrucción de empleo, ya que éstos datos suponen un 4.38% más de parados que en el mismo mes del año pasado", afirma el PCE en una nota de prensa. "Aún descendiendo el desempleo en todos los sectores, contamos con un aumento del 5,47% en el último año en toda la provincia, al subir en 11.853 personas", añaden.
 
El PCE de Salamanca también critica que continúe la brecha de género, con 15.481 hombres en situación de desempleo frente a 18.675 mujeres y vuelve a denunciar que la crisis sigue cebándose especialmente con las mujeres. También con los parados sin empleo anterior, con un aumento de 51 personas.
 
Para el PCE es importante es reseñar que frente a los 1.153 puestos de trabajo que se crearon el mes pasado, en el mes de julio fueron tan sólo 122, lo que para ellos confirma el factor de la estacionalidad. Respecto al tipo de contratación; se han producido un total de 9.723 contratos nuevos, de los cuales 548 son indefinidos frente a los 9.175 contratos que son temporales. Contando con 1.724 contratos más que en el mes de junio, en julio solo se crearon 409 puestos de trabajo, "producto inequívoco de las políticas del Gobierno en las que se prioriza la contratación parcial, precaria y por supuesto temporal".
 
En cuanto a las prestaciones, critican que continua incrementándose el número de personas que no cobra ningún tipo de prestación en 427 más que el mes anterior. "Es llamativo el descenso de la retribución en la cuantía de las prestaciones medias; de 764,2 a 755 euros, 9,2 euros menos a percibir", denuncian.
 
El PCE de Salamanca exige seriedad al Gobierno y advierte que transmitir un mensaje de optimismo en cuanto a las cifras reales de parados, en periodos vacacionales, no lleva más que al engaño de los ciudadanos. "Es evidente que la verdadera magnitud de la destrucción de empleo se verá al término del periodo estival", sentencian.  "Denunciamos que lejos de una recuperación en la producción de empleo, estamos sufriendo y vamos a seguir sufriendo, las consecuencias de unas políticas nefastas para la sociedad, encaminadas únicamente a enriquecer a los grandes capitales, dejando desprotegidas y en una dramática situación a millones de españoles".