El paso subterráneo de La Alamedilla, el gran olvidado de los 'arreglos' municipales

Adif ha anunciado esta semana que adecentará el apeadero que se encuentra sobre este paso.

El pasado jueves Adif dio a conocer que va a reponer la iluminación y señalizaciones y va a retirar dos bancos del apeadero de La Alamedilla, fin de trayecto para muchos trenes, y que necesitaba una puesta a punto. Pero estos trabajos, nada tienen que ver con el paso subterráneo que hay bajo el apeadero, ya que es de titularidad municipal.

 

Y ciertamente, su estado es lamentable. De hecho, los continuos 'parches' que se han realizado durante los últimos años apenas han tenido utilidad ninguna para los cientos de salmantinos que lo usan a diario.

 

El paso subterráneo de un lugar tan transitado como La Alamedilla (comunica, además, la avenida de Campoamor con la calle Parque de La Alamedilla) muestra una cara muy poco amable a salmantinos y a los turistas que puedan apearse allí: malos olores, pintadas constantes y, en los últimos meses, con las baldosas de las paredes arrancadas fruto de al menos dos focos de incendios. Uno en una de las esquinas de la parte inferior y otro en la recta subterránea, donde un par de inviernos se alojaba un joven sin techo.

 

El pasado mes de septiembre se realizaron los últimos trabajos de arreglo del subterráneo, que sufría entonces escapes de agua. Durante 3 días permaneció cerrado para realizarle un leve 'lavado de cara'. Pero desde el Ayuntamiento claramente se han olvidado de este lugar, muy transitado en todas las épocas del año y cuyo aspecto es, ahora más que nunca, poco digno.