El paseo de Canalejas, la calle con más contaminación de Salamanca en la ciudad con peor aire
Cyl dots mini

El paseo de Canalejas, la calle con más contaminación de Salamanca en la ciudad con peor aire

Canalejas, a las 13.50 horas de este viernes: vacío a la hora de salida de los colegios.

El paseo de Canalejas es el lugar con el aire más contaminado de Castilla y León y Salamanca la capital con mayores niveles de contaminantes atmosféricos.

Ecologistas en Acción Castilla y León ha dado a conocer los resultados de sus campañas de medición de contaminación de Dióxido de Nitrógeno (NO2) en siete de las nueve capitales de provincia de la región que confirman algo sobre lo que ya hay datos: Salamanca tiene, mayores o menores, problemas de contaminación. La capital es la gran ciudad con más contaminantes en su atmósfera y tiene la calle donde más contaminación hay, el paseo de Canalejas.

 

Como ya sucediera en noviembre de 2020, en febrero de 2021 el nivel más alto de contaminación se ha detectado en el Paseo de Canalejas de Salamanca, con 64 mg/m3, frente a los 22 mg/m3 del medidor de la estación oficial. Así, nueve de los 24 medidores instalados en Salamanca han superado en febrero de 2021 el valor límite anual de NO2, situándose en ese periodo de nuevo como la ciudad con más contaminación de Castilla y León.

 

En esta segunda fase de la campaña, Ecologistas en Acción ha instalado 150 pequeños medidores de dióxido de nitrógeno --contaminante emitido casi exclusivamente por el tráfico rodado-- en siete ciudades --Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Valladolid y Zamora-- durante dos semanas consecutivas en las calles con más tráfico de cada ciudad y en algunas áreas peatonales sin apenas circulación de vehículos a motor.

 

Se han ubicado medidores en las estaciones oficiales las ciudades de León, Burgos, Segovia y Valladolid, y también en las proximidades de las estaciones oficiales de la Junta de Castilla y León en las restantes ciudades, con la finalidad de hacer una comparativa con los emplazamientos oficiales.

 

Resultados contradictorios

Los resultados de las dos campañas de medición realizadas en noviembre de 2020 y febrero de 2021, han sido muy similares y arrojan la ya citada conclusión, además de otra más positiva como que con la llegada de la pandemia y la consiguiente reducción de la actividad y la movilidad los niveles de contaminación son más reducidos que antes de marzo de 2020. Algo que ya se ha notado también en Salamanca, aunque con el regreso de la actividad se ha vuelto a niveles muy similares a los anteriores.

 

En todas las ciudades analizadas las estaciones oficiales están entre la mitad de los emplazamientos con menos NO2, e incluso en Palencia, Salamanca y Segovia estos lugares son de los que han registrado menos contaminación de todos los analizados. 

 

La paradoja es que la quinta parte de los medidores analizados han superado durante el mes de febrero el valor límite anual de NO2, establecido según Ecologistas en Acción, por la normativa en 40 microgramos por metro cúbico (mg/m3), pese a la menor movilidad por la crisis de la COVID-19. Como ya sucediera en noviembre de 2020, en febrero de 2021 el nivel más alto de contaminación se ha detectado en el Paseo de Canalejas de Salamanca, con 64 mg/m3, frente a los 22 mg/m3 del medidor de la estación oficial.

 

Piden cambiar los medidores

En esta segunda fase, Ceballos ha explicado que se ha refrendado lo que ya apuntaron tras la primera en relación a que en la mayoría de las ciudades de la Comunidad, las estaciones medidoras de contaminación 'oficiales' "no están bien ubicadas", ya que se encuentran o bien en calles "sin apenas tráfico" o en emplazamientos que "no cumplen los criterios legales de ubicación", porque están a más distancia de la que deberían de las vías de circulación de los automóviles o bien porque tienen obstáculos en su entorno que dificultan una adecuada determinación de los niveles de contaminantes.

 

Como ya hicieron el pasado mes de enero con el informe de la primera campaña de medición, Ecologistas en Acción va a trasladar los resultados de su segunda campaña solicitando que se cambie la ubicación de las mismas.

 

Asimismo, reiterarán la reclamación de que se adopten medidas "decididas" de restricción de la circulación motorizada en las ciudades y un reparto del espacio público más favorable para viandantes, ciclistas y transporte público, ya que consideran que el problema de la contaminación causada por el tráfico no se soluciona con medidas puntuales, como por ejemplo los cierres a la circulación en momentos de mayor presencia de contaminantes que contemplan ciudades como Valladolid, sino con decisiones "permanentes".

 

De no obtener una respuesta positiva a esta demanda, la organización ambiental ha advertido de que acudirá a los tribunales para que estos obliguen al Ayuntamiento de Valladolid y a la Junta a cumplir con su obligación legal de medir "fielmente" la contaminación atmosférica.