El parricida de Chamberí, culpable por unanimidad de asesinato

El parricida, en la Audiencia a la espera de la sentencia (Foto: T. N.)

No se le ha concedido ni el indulto, ni la suspensión de la pena.

El juicio que se ha desarrollado en la Audiencia Provincial de Salamanca durante esta semana sobre la muerte del padre de Jonhny R.D.Z yha finalizado en la noche de este jueves 26 de abril de 2018 con la lectura del veredicto, leído en torno a las 21.30 horas. Este fallo será confirmado por el Tribunal con una sentencia que se redactará en días posteriores.

 

En ella se ha decretado la culpabilidad de asesinato por unanimidad del jurado popular. De esta manera, se ha aceptado como probado que la víctima murió de manera intencionada y sorpresiva sin posibilidad de defensa. No se le ha concedido, por tanto, ni el indulto, ni la suspensión de la pena como había pedido la defensa.

 

El jurado formado por nueve personas ha considerado probadas las dos puñaladas en el cuello le causaron la muerte y que el asesino era consciente de que iba a matar a su progenitor, además de actuar de forma sorpresiva e inesperada "por lo que la víctima no pudo defenderse", ya que estaba solo y dormido en el sofá. En este sentido, no han aprobado que el parricida no conocía el alcance de sus actos o que se encontraba enajenado temporalmente.

 

Tampoco se ha probado que el parricida socorrió a su padre tras la agresión, con los medios a su alcance y le prestó auxilio de forma voluntaria y activa, para intentar salvarle la vida. Así como, que el acusado con anterioridad a los hechos enjuiciados, había consumido drogas o alcohol.

 

Cabe recordar que la Fiscalía, pedía una pena de 15 años de prisión por un delito de asesinato con alevosía, con el agravante de parentesco, así como una indemnización de 120.000 euros para la hija de la víctima por responsabilidad civil.