El parque de La Alamedilla, contra el reloj para lucir antes de las elecciones

Operarios trabajando en festivo en las obras de La Alamedilla, hace unos días (Foto: Isabel de la Calle)

Los operarios trabajaron incluso en la jornada festiva del 23 de abril, con el objetivo de que las obras finalicen antes del periodo electoral y poder arañar así votos para el Ayuntamiento.

El parque de La Alamedilla camina contra el reloj. Tal es así que incluso en la jornada festiva en Castilla y León por el día de la Comunidad (23 de abril), los operarios se encontraban a pleno rendimiento con el objetivo de intentar que las obras terminen en el plazo establecido para que los salmantinos puedan disfrutar de la remodelación del recinto y, de paso, Fernández Mañueco arañar un puñado de votos en campaña electoral.

 

(Fotos: Isabel de la Calle)

 

Y es que, es 'rara avis' que un festivo alguna obra de la índole que sea en Salamanca cuente con los operarios trabajando si no es por un fin claramente electoral, toda vez que el alcalde Alfonso Fernández Mañueco se haya quedado con las ganas de inaugurar la nueva Alamedilla por tener que pedir una prórroga de tres semanas al pasarse el plazo fijado de antemano.

 

 

De hecho, en la jornada anterior en la que se prohibían inauguraciones oficiales, Mañueco acudió al parque de La Alamedilla con el fin de dar 'bombo y platillo' a una de sus grandes promesas electorales. Y mucho más ahora que ya ha vuelto a recuperar sus patos.