El parque de Garrido abre este viernes después de más de dos años de obras

El parque de Garrido de Salamanca abrirá este viernes tras la retirada del vallado y la conclusión de la señalización viaria.

El nuevo parque de Garrido de Salamanca abrirá este viernes al público tras la retirada del vallado, las labores de limpieza y una vez concluida la señalización viaria que se ha llevado a cabo en los últimos días, según ha informado el Ayuntamiento de la ciudad. El consistido ha indicado que esta reapertura será posible "gracias a los requerimientos realizados por el Ayuntamiento a la empresa constructora por el retraso de los trabajos y a la labor de inspección permanente de la dirección de la obra desempeñada por técnicos municipales".

 

El parque ha estado más de dos años en obras desde que se valló su perímetro para la construcción del parking subterráneo. El parque se valló en septiembre de 2014 tras obtener los permisos necesarios y la obra tenía que haber estado terminada en en plazo de once meses y medio... el retraso ha sido de más de año y medio.

 

Este nuevo parque dispone de una pista polideportiva, un 14 por ciento más de árboles -lo que supone más de 200 ejemplares-, 3.000 metros cuadrados de césped, juegos infantiles, una zona de elementos de gimnasia biosaludable y una fuente lúdica. La instalación deportiva al aire libre tiene una superficie de 24 por 14 metros y permitirá la práctica de diferentes disciplinas, como el baloncesto o fútbol sala, para fomentar el deporte recreativo.

 

La fuente lúdica -similar a la instalada en el parque de La Alamedilla- está ubicada en la zona central del parque, que "se convertirá en un espacio de reunión y también de celebración de espectáculos" porque dispone de 1.000 metros cuadrados diáfanos delimitados por un banco perimetral de 100 metros lineales.

 

Cuenta también con dos zonas de juegos infantiles, con elementos adaptados para niños con discapacidad, y un área con aparatos biosaludables para fomentar la práctica del ejercicio de adultos y personas mayores. El nuevo parque aumenta su superficie en casi 900 metros cuadrados, un 13 por ciento más que antes de iniciar las obras, ha apuntado el Consistorio salmantino.