El parque de bomberos de Salamanca seguirá siendo centro autonómico de formación

Fotos: De la Peña

Viene prestando esta función desde el año 2003 y que ha permitido proporcionar cursos de formación a más de 2.105 miembros de esos servicios.

La renovación del convenio, firmado este viernes 29 entre el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, obedece a que ha sido superado el que existía anteriormente, al incluirse nuevos módulos formativos, como pueden ser los trabajos en altura, ventilación en espacios confinados o rescate acuático y subacuático.

 

De esta manera, la Junta de Castilla y León, a través de la Agencia de Protección Civil, se compromete a realizar las actividades formativas para los servicios de prevención, extinción de incendios y salvamento en las instalaciones del Ayuntamiento de Salamanca, al que se comunicará con suficiente antelación el programa formativo para que facilite, de manera preferente, el uso y disfrute del parque municipal de bomberos, que hoy día está considerado como referente nacional por su equipamiento, que incluye una torre de prácticas para incendios y ventilación, un vaso de buceo, un laberinto de humos, aulas e instalaciones deportivas. El convenio contempla además el empleo del campo de prácticas con fuego real del barrio de Tejares.

 

La colaboración entre la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Salamanca en materia de formación para los integrantes de los servicios de prevención y extinción de incendios y salvamento de la Comunidad ha dado la posibilidad de impartir desde el año 2003 un total de 11 cursos de formación básica para bomberos de nueva incorporación a los distintos parques de la Comunidad, con un total de 205 alumnos.

 

mañueco suarez quiñones

 

Más de 1.900 alumnos

 

A ellos, hay que añadir otros 88 cursos de formación especializada, organizados desde el año 2006, que han sido seguidos por más de 1.900 bomberos, lo que les ha permitido diseñar su propia carrera profesional. Estos cursos abarcan los aspectos más variados tanto de la prevención como de la intervención de los servicios de extinción.