El Parque Científico de la Universidad cumple 10 años con 55 empresas y una inversión de 22 millones

Edificio M2 del Parque Científico de la Universidad de Salamanca

El rector Hernández Ruipérez ha recordado esta fecha y ha puesto de manifiesto la fortaleza de este proyecto académico.

El 12 de diciembre del año 2006 se celebró el acto de colocación de la primera del Parque Científico de la Universidad de Salamanca, ubicado en el término municipal de Villamayor. El Estudio salmantino ha querido recordar esta fecha con la celebración de un acto conmemorativo, presidido por el rector, Daniel Hernández Ruipérez, en el que se ha puesto de manifiesto la fortaleza de este proyecto académico. A fecha de hoy, el Parque Científico, en el que se han invertido cerca de 22 millones de euros cuenta con 55 empresas, que generan más de 800 empleos cualificados.

 

La sesión ha contado con la presencia de los vicerrectores de Investigación y Transferencia, Juan Manuel Corchado; Economía, Ricardo López; Promoción y Coordinación, José Ángel Domínguez; y Atención al Estudiante y Extensión Universitaria, Cristina Pita; además de los exrectores Enrique Battaner y José Ramón Alonso; el alcalde en funciones de Villamayor, José Martín Bravo; y numerosos miembros de la comunidad universitaria. La sesión se completó con la conferencia de Alfonso Urién Luzón, gerente del Área de Innovación de la empresa Everis, quien titulada “Everis NEXT: innovar con startups vs innovar como las starups”.

 

El Parque Científico de Salamanca (PCS) es una iniciativa de la Universidad de Salamanca cuya misión es albergar nuevas estructuras de investigación y desarrollo que intentan aprovechar mejor el conocimiento generado en el ámbito académico y empresarial, promoviendo la investigación y la transformación de sus resultados en la innovación tecnológica e industrial, en el marco de un ecosistema de innovación abierto. Con este espíritu, la Universidad de Salamanca impulsó en julio de 2005 la creación de la Fundación Parque Científico como “una estrategia para fortalecer la interacción entre el entorno científico universitario y el tejido industrial, basado en una conexión entre: la Universidad, la Empresa y la Administración Pública”, señaló el rector en su intervención.

 

Inversión de 22 millones

 

Con una inversión cercana a los 22 millones de euros, tras diez años y gracias a los esfuerzos de todos los miembros de la Universidad, el parque se ha convertido “en un complemento a las labores tradicionales que la USAL ha desempeñado desde su creación”, según indicó el vicerrector de Investigación y Transferencia y director del parque, Juan Manuel Corchado, para quien este infraestructura funciona como “un elemento dinamizador de la actividad investigadora, de la creación de empleo cualificado, del emprendimiento, la innovación y la formación especializada”.

 

La puesta en marcha del Plan Estratégico de Investigación y Transferencia de la Universidad 2014-17, aprobado en Consejo de Gobierno el 29 de mayo de 2014, que organiza todas las actividades relacionadas con la I+D, recoge la importancia de alinear las actividades de investigación y transferencia en torno a los grandes programas de financiación: Horizonte 2020 a nivel europeo; las convocatorias nacionales que dependen del Gobierno de España y, a nivel regional, las ayudas que promueve la Agencia de Financiación e Innovación Empresarial (ADE), y en particular la Estrategia RIS3, he permitido fomentar la transferencia tecnológica, el emprendimiento y el crecimiento del Parque Científico.