El Palau de la Música... ¿cómo está?