El 'padre' de los olímpicos salmantinos, sin homenaje en la pista cubierta de atletismo

Seis meses después del estreno de la pista cubierta, Carlos Gil Pérez, el entrenador que más olímpicos ha aportado a Salamanca, no tiene su nombre en la instalación de La Aldehuela. Tras el estreno en competición, se ha dejado pasar el acto oficial en el que se le haría un homenaje.

El inicio de los Juegos Olímpicos de Río 2016, con la presencia de nuevo de un atleta salmantino, devuelve a la actualidad a un histórico del atletismo en Salamanca, Carlos Gil Pérez. Entrenador de muchos de los olímpicos que han dado las pistas salmantinas: desde Albarrán, el primer olímpico salmantino, entrenado por el técnico, a Frutos Feo, pasando por Rosa Colorado o Antonio Sánchez. Siempre estuvo a la vanguardia a la hora de pedir instalaciones y medios para mejorar los resultados de los deportistas. Uno de sus grandes anhelos fue la pista cubierta, que permitiría entrenar al máximo nivel incluso en los exigentes inviernos salmantinos. Y aunque ese deseo se ha visto cumplido, la satisfacción no puede ser completa.

 

El motivo es el 'olvido' de un homenaje más que merecido. Muchos meses antes del estreno de la pista ya se hablaba de bautizarla con el nombre del mítico entrenador. De hecho, y de manera tácita, este es el nombre con el que se conoce a la pista y el que tiene en la web que recoge las instalaciones deportivas municipales. Pero no es más que algo oficioso porque se ha pasado por alto la promesa de un acto protocolario que convirtiera en oficial la denominación.

 

La idea, confirmada por el Ayuntamiento, era celebrar un encuentro de viejas leyendas, acompañado de alguna prueba de velocidad y del acto oficial para poner el nombre a la pista. La ceremonía debería incluir la instalación de alguna placa que recordara los logros de Gil Pérez para el deporte salmantino. Y así estaba contemplado entre las intenciones municipales para las primeras citas y competiciones en la pista, el pasado mes de febrero.

 

Sin embargo, seis meses después, y con la temporada invernal acabada, nada se sabe de aquello. Sí hubo un estreno protocolario, con autoridades políticas, en el que estuvieron presentes atletas como José Luis Sánchez Paraíso, que dio la salida a una prueba infantil. Pero nada se ha sabido de un acto que debería reunir a los Rosa Colorado, Frutos Feo, Antonio Sánchez, Ángel García... por citar sólo algunos de los deportistas que entrenó. Las fechas previas para los Juegos de Río hubieran sido un buen momento.

 

Tampoco hay rastro de placa o distintivo alguno, al menos, no visible. Se habló de algún tipo de motivo en la recta de entrenamiento que hay bajo una de las gradas, pero la realidad es que lo único que se vio en su día fue el logo gigante de la empresa privada que gestiona la instalación... que fue retirado ante el escándalo que generó que su logo ocupara gran parte de la cristalera en lugar de los del CSD, la Junta o el Ayuntamiento, que han sufragado la obra.