El pádel, el deporte que más crece en Europa
Cyl dots mini

El pádel, el deporte que más crece en Europa

La población europea ha ido tomando consciencia durante los últimos años de la importancia de la práctica deportiva para lograr un estilo de vida saludable y evitar enfermedades como la obesidad y la diabetes. Uno de los deportes que ha impulsado este crecimiento es sin duda el pádel, el deporte que más crece a nivel europeo.

Y es que gracias a la existencia de empresas como Padelstar es mucho más fácil acceder a material para jugar al pádel de forma rápida y económica. En España ya existe una gran tradición de jugar al pádel pero en otros países europeos lo están descubriendo ahora y la tendencia es a seguir con este crecimiento imparable.

 

ESPAÑA, A LA CABEZA DE EUROPA

 

Nuestro país junto a Argentina y Brasil es uno de los grandes baluartes del pádel a nivel internacional y en total existe dentro de nuestras fronteras 2.149 clubes y 10.229 pistas de pádel. Esta cifra es muy superior a la de Italia, siguiente país del ranking que cuenta con 510 pistas. El tercer puesto lo ocupa Francia con 454 pistas en 2017.

 

Aunque los datos solamente parecen elevados en España lo cierto es que en el resto de países se está produciendo un crecimiento a doble dígito de forma estable. Durante el último año el crecimiento ha sido del 12% en el número de pistas de pádel y del 10% en el número de clubes, por lo que el despegue del pádel como deporte de moda en Europa está fuera de toda duda.

 

Si hablamos de países concretos el porcentaje de crecimiento se dispara mucho más, con crecimientos del 78% en Italia, del 75% en Francia o del 33% en Finlandia. Y es que es en la actualidad cuando el pádel se está haciendo más popular en toda Europa.

 

EL PÁDEL, DE DESCONOCIDO A LIDERAR EL CRECIMIENTO  

 

Las cifras de crecimiento de pistas y clubes de pádel en Europa son un gran revulsivo en el sector del pádel, y es que hace tan solo 4 o 5 años el pádel era un deporte muy minoritario e incluso desconocido en muchos países de Europa. Miles de deportistas europeos descubren cada año las bondades del pádel como deporte y van enganchando a amigos y familiares, lo que hace que el crecimiento sea mucho más rápido.

 

Por ejemplo, en el año 2014 solo Francia tenía más de 100 pistas de pádel en su territorio (excluyendo España). Mientras que en la actualidad entre los cinco países europeos que más pistas tienen sin contar a España suman un total de 1.475 pistas, siendo estos países Italia, Francia, Suecia, Holanda y Bélgica.

 

Se puede apreciar que el pádel sigue un proceso de crecimiento rápido y estable a nivel europeo en diferentes países, y es que ha dado el salto de España al resto de Europa. En pocos años ha pasado de ser un deporte residual a un deporte que se encuentra entre los más practicados a nivel europeo.