El pabellón de La Alamedilla dejará de tener parquet de madera para pasar a uno sintético

Fotos: Alba Villar

La actividad de los grupos de mantenimiento físico, fútbol sala y de las Escuelas Deportivas, que habitualmente se realiza en este pabellón, se derivarán al Centro Municipal Sánchez “El Charro” y el pabellón Río Tormes durante dos semanas para cambiar el deteriorado suelo.  

Los usuarios del pabellón municipal de La Alamedilla podrán disfrutar por fin de un suelo renovado y óptimo para la práctica deportiva después de años de quejas por el mal estado en que se encontraba el parqué de madera, con huecos de hasta un dedo de ancho entre las tablas.

 

A partir de 5 de octubre comenzará a sustituirse el pavimento de la instalación deportiva que se encuentra en muy mal estado. Se actuará en cerca de 900 metros cuadrados, en los que se colocará un material sintético de imitación a madera.

 

Para causar el menor perjuicio a los usuarios durante las obras, que se prolongarán durante dos semanas aproximadamente, el Ayuntamiento ya está comunicando a los mismos dónde se derivarán los cursos y las diferentes actividades deportivas. Serán el Centro Municipal Integrado Julián Sánchez “El Charro” y el pabellón municipal Río Tormes los que acojan a los grupos que habitualmente realizan las actividades de ejercicio físico en el Pabellón de La Alamedilla.

 

En concreto, la previsión es que los grupos de mantenimiento físico y las Escuelas Deportivas se trasladen a “El Charro” y los grupos de fútbol sala al Río Tormes.

 

Anteriormente se actuó en los vestuarios que ahora cuentan con espacios diferenciados que permiten su utilización por cuatro equipos a la vez. Además, se mejoró notablemente su accesibilidad y se intervino en el sistema de calefacción, sustituyendo las calderas que existían con gas natural.