El pabellón 'b' de Würzburg pasa su primer trámite como nueva instalación deportiva
Cyl dots mini

El pabellón 'b' de Würzburg pasa su primer trámite como nueva instalación deportiva

El proyecto será aprobado en comisión informativa, y luego hay que licitar, adjudicar y esperar 5 meses de obras.

La comisión informativa de Fomento analiza este martes el proyecto del 'nuevo' pabellón del parque Würzburg, una pista 'b' que nace de cubrir aprovechar el frontón parcialmente cubierto para convertirlo en un pabellón cerrado. La instalación se suma a la lista de las de tipo municipal y, ante la alta ocupación de los pabellones de Würzburg o La Alamedilla, será una alternativa clave para los equipos de baloncesto.

 

El asunto lleva meses sobre la mesa, desde que hace casi un año, en marzo de 2018, se anunció la construcción de este nuevo pabellón tan esperado por los clubes salmantinos. La falta de instalaciones adecuadas había obligado a saturar Würzburg y, también, a recurrir a otras instalaciones municipales no tan adecuadas. El 'nuevo' tenía que paliar esas carencias y la idea fue muy bien recibida, pero en septiembre pasado se abortaba el proyecto para hacer canchas cubiertas de petanca.

 

En realidad, no había habido tiempo para elaborar el proyecto y se destinaba el dinero a otra medida ya planteada. Ahora al fin parece que el esperado pabellón anexo a Würzburg puede ser una realidad porque tiene proyecto y se va a empezar a tramitar. De hecho, hoy da su primer paso con su dictamen en comisión, que presumiblemente será favorable. Después habrá que licitarlo, adjudicarlo y esperar cinco meses de obras, con lo que podría estar listo para comienzo de la próxima temporada si hay suerte. Costará un millón de euros. A la comisión informativa de este martes ha llegado incompleto, según el grupo Ganemos, y no se sabe cuánto ha costado, porque se ha encargado fuera del Ayuntamiento.

 

El 'nuevo' pabellón se ha planteado con tres pistas (una central y dos laterales) y una grada con capacidad para albergar a 400 espectadores, lo que permite darle utilidad incluso para algunas competiciones. El nuevo pabellón contará con una superficie en tarima de madera, que albergará una cancha de baloncesto de medidas reglamentarias sobre la que se representarán transversalmente dos pistas de minibasket.

 

El proyecto contempla también en esta infraestructura la instalación de gradas portátiles con capacidad para aproximadamente 400 personas, elequipamiento con canastas colgantes y de alta competición, marcadores electrónicos, la instalación de nueva iluminación, así como la climatización de la pista mediante calderas de biomasa compartidas con el actual pabellón de Würzburg favoreciendo una mejora de la eficiencia energética del complejo deportivo. Por otro lado, contará con un acceso independiente para el público desde el exterior y otro para los deportistas que se comunicará internamente con el actual pabellón de Würzburg.

Noticias relacionadas