"El objetivo final será crear un nuevo hospital enraizado que sirva a la sociedad y su Universidad"

El nuevo gerente del hospital de Salamanca, Luis Ángel González, asegura que asume este nuevo con ‘humildad y con la máxima voluntad de esfuerzo’.

El gerente, Luis Ángel González (Foto: T. Navarro)

Luis Ángel González es licenciado en medicina y cirugía por la Universidad de Salamanca, posee un doctorado de la Universidad Autónoma de Madrid y es experto en Medicina del Trabajo. Además, posee dos títulos de postgrado universitarios que le otorgan formación académica como gestor, como son un máster en gestión sanitaria y otro en dirección médica y gestión clínica.

 

González ocupaba hasta el momento -desde 2017- el puesto de subdirector médico del mismo centro asistencial salmantino. Ahora y con mucha "humiladad y máxima voluntad de esfuerzo", asume la dirección del Complejo Asistencial salmantino. Está "muy ilusionado pero a la vez con una gran responsabilidad. El reto es mantener el mayor nivel asistencial, docente e investigador en el Complejo Hospitalario, y a la vez continuar con el recepcionamiento de la infraestructura del Nuevo Hospital y con el Plan de Dotación de equipamientos".

 

-¿Qué supone para usted coger el testigo de Cristina Granados?

-"Cristina Granados y posteriormente Jose Carlos Gómez han sabido gestionar este Complejo Asistencial de una forma excelente en una situación complicada y difícil; por otro lado mientras ella ha estado como gerente, ha dado un gran impulso a la infraestructura y al plan de dotación del Nuevo Hospital. Coger el testigo del trabajo de ambos supone para mí un gran reto que acepto con humildad y con la máxima voluntad de esfuerzo. Cuento con la ventaja de haber trabajado durante dos años en este proyecto y de contar con un equipo de dirección formado por excelentes profesionales".

 

-¿Se lo han puesto difícil?

-"Yo creo que lo que han hecho los dos ha sido marcarme el camino a seguir con el objetivo de dar continuidad al gran proyecto del Nuevo Hospital de Salamanca. También han definido las líneas de trabajo en el proceso organizativo asistencial en las que tenemos que seguir trabajando con el objetivo implantar la gestión por procesos, analizar los resultados e introducir las acciones de mejora que sean necesarias".

 

-¿Está ilusionado ante esta nueva etapa que comienza?

-"Muy ilusionado pero a la vez con una gran responsabilidad. El reto es mantener el mayor nivel asistencial, docente e investigador en el Complejo Hospitalario, y a la vez continuar con el recepcionamiento de la infraestructura del Nuevo Hospital y con el Plan de Dotación de equipamientos. Por otro lado, planificar el montaje y puesta en funcionamiento de las áreas y servicios, con el objetivo de que, cuando técnicamente y legalmente sea posible, efectuar el traslado y apertura. El objetivo final será crear un Nuevo Hospital enraizado como una gran institución que sirva a la sociedad salmantina y a su universidad".

 

-¿Tiene en mente llevar a cabo nuevos proyecto en el Complejo Asistencial?, ¿Cuáles serían?

-"Las organizaciones sanitarias han de ser dinámicas y generadoras de proyectos innovadores que den respuesta a los permanentes retos asistenciales. El Nuevo Hospital de Salamanca ha de afrontar con  garantías tres grandes retos a los que se enfrenta la sociedad actual: el envejecimiento de la población, la introducción cada vez más rápida de nuevas tecnologías y el cambio que supone la exigencia por parte de los ciudadanos de jugar un papel cada vez más importante en la toma de decisiones que afecten a su salud".

 

-¿Por dónde van a empezar a llevar a cabo el traslado al Nuevo Hospital?

-"Una vez recepcionado el edifico, finalizado el Plan de Dotación y Montaje del equipamiento, concluidas las infraestructuras de acceso y obtenidas las licencias oportunas, el traslado se inicia con la puesta en funcionamiento de los servicios no sanitarios (informática, limpieza, seguridad, mantenimiento, cocina, etc.), a continuación se desplegarían las explotaciones comerciales (cafetería, parking, tiendas, etc.), y por último en esta primera fase, se pondrían en funcionamiento los Servicios Centrales (Laboratorio, Farmacia, Diagnóstico por Imagen, Esterilización, Anatomía Patológica, etc.)".

 

-¿Qué incomodidades va a causar a los pacientes ese traslado?

-"La planificación exhaustiva del Traslado y Puesta en Funcionamiento ha de limitar al máximo estas posibles incomodidades. Un despliegue de estas características siempre ocasiona, principalmente en los pacientes ingresados, las incomodidades propias del movimiento de un lugar a otro; a esto hay que añadir que pueden surgir contingencias imprevisibles que provoquen algún desajuste durante el momento del traslado. Pero el objetivo es llevar a cabo dicho traslado en el menor espacio de tiempo, con la máxima seguridad, y ocasionando los mínimos trastornos posibles tanto a los pacientes como a los usuarios".

 

-¿Cuándo concluiría?

-"Una vez iniciada la actividad ambulatoria hasta la conclusión del traslado con la puesta en marcha de las Urgencias, Bloque Obstétrico, Hospitalización Materno – Infantil y Neonatología, el tiempo estimado ronda las 3 – 4 semanas pero siempre dependiendo la fecha que se fije para la apertura y puesta en funcionamiento, fecha que aún está por determinar".

 

-Una vez allí, ¿se va a contratar personal?

-"En la actualidad existe un Grupo de Trabajo de Recursos Humanos y Formación en cargado de estudiar la plantilla necesaria para el Nuevo Hospital. Se encuentran ahora en plena fase de dimensionamiento de las unidades y servicios".

 

-¿Qué cambios y mejoras van a tener las distintas unidades?

-"Las unidades y servicios obtendrán los beneficios propios de trabajar en una nueva infraestructura en lo referente a espacios, facilidad para desarrollar flujos de trabajo eficaces y una mejora evidente en todo aquello que tiene que ver con ergonomía, seguridad e higiene en el trabajo. Por otro lado contarán con equipamientos tecnológicamente avanzados que permitirán una práctica asistencial disruptiva, más personalizada y humanizada".

 

-¿Qué va a pasar con el traslado de ambulancias a Valladolid?, ¿cree que beneficiará a los enfermos?

-"Es un asunto que corresponde a la empresa de ambulancias y a la Gerencia de Área. En cualquier caso el objetivo final será buscar la mejor y más eficiente prestación asistencial". 

 

-¿Qué va a ocurrir con las interminables listas de espera?, ¿hay alguna forma de atajarlo?

"La mejora en cuanto a listas de espera a lo lago de los 4 últimos años ha sido ostensible en este complejo asistencial. Los expertos recomiendan  valorar más los tiempos de atención que el número de pacientes en lista, siendo el objetivo monitorizar la demora media principalmente; cifra en la cual la mejoría obtenida ha sido también palpable. La evidencia demuestra que la existencia de listas de espera tiene una causalidad multifactorial. Lo verdaderamente importante es alcanzar un equilibrio entre la planificación y racionalización de la demanda asistencial y la gestión eficaz, efectiva y eficiente de la oferta de los servicios sanitarios".

 

-¿Se fija algún objetivo para reducir las de Traumatología?

-"En concreto el Servicio de Traumatología ha mejorado ostensiblemente tanto en el número como en la demora media, reduciendo casi a la mitad los días de demora para una intervención quirúrgica; sin embargo el avance más importante se ha producido en las listas de espera para consulta especializada. Siempre es posible mejorar, y esa es la línea en la que seguiremos trabajando".