El obispo de Salamanca cree que "no se puede abordar el escándalo de la pobreza con un pragmatismo sin alma"
Cyl dots mini

El obispo de Salamanca cree que "no se puede abordar el escándalo de la pobreza con un pragmatismo sin alma"

Misa en honor de San Juan de Sahagún. (Foto: Diócesis de Salamanca).

Carlos López pide en su homilía con motivo de San Juan de Sahagún recuperar "la amabilidad" en el trato ajeno y reclama a los politicos que busquen el bien común y no se precupen por las encuestas, sino por la exclusión social.

Las restricciones sanitarias por la pandemia han impedido celebrar la festividad de San Juan de Sahagún con grandes eventos públicos, pero no ha faltado la misa en honor del patrón de la ciudad. El pacificador de Salamanca.

 

El obispo, Carlos López, ha comentado en su homilía que San Juan de Sahagún pacificó Salamanca "con su predicación y con su vida cercana a los hombres desde la comunión con Dios, alegre y de buen humor, libre en la defensa de la verdad, testigo fiel de la verdad del evangelio, que halla su más radical expresión moral en el seguimiento de Jesucristo en la práctica de las bienaventuranzas”. Este mensaje le llevó a pedir a la sociedad que haga un esfuerzo por "recuperar la amabilidad" en el trato con los demás.

 

"Amor político" 

 

La segunda parte de la homilía, con la plana mayor del Ayuntamiento delante, estuvo dedicada al "amor político". La caridad política "ama el bien común y busca de forma efectiva el bien de todas las personas, en su dimensión individual y social”. Asimismo, aseguró que la buena política, “busca caminos de construcción de comunidades en los distintos niveles de la vida social, para no reducir las personas a individuos fácilmente dominables”.

 

López Hernández insistió en que "la actividad del amor político es modificar las condiciones sociales que provocan sufrimiento; no es ayudar a un anciano a atravesar un río, sino construir un puente; no es ayudar a otro con comida, sino crearle un puesto de trabajo. El ejercicio del amor político es crear instituciones más sanas, regulaciones más justas, estructuras más solidarias; es organizar y estructurar la sociedad de modo que el prójimo pueda vivir con dignidad humana". El horizonte político ha de aspirar a integrar a todo el mundo en la sociedad. "No se puede abordar el escándalo de la pobreza con un pragmatismo sin alma, promoviendo estrategias que únicamente tranquilicen y conviertan a los pobres en seres domesticados e inofensivos, sin variedad de cauces de cauces de expresión y de participación social"

 

En esta línea, añadió que "las mayores angustias de un político no deberían ser las causadas por una caída en las encuestas, sino por no resolver efectivamente el fenómeno de la exclusión social y económica", plasmada en fenómenos como el terrorismo, la explotación sexual o el tráfico de drogas. "Mientras en la sociedad actual proliferan los fanatismos, las lógicas cerradas y la fragmentación social y cultural, un buen político da el primer paso para que resuenen las distintas voces".

 

Su discurso concluyó afirmando que "la política es más noble que la apariencia, que el marketing, que distintas formas de maquillaje mediático. Todo eso lo único que logra sembrar es división, enemistad y un escepticismo desolador incapaz de apelar a un proyecto común. Reflexionando sobre el propio pasado la pregunta del político no ha de ser: “¿Cuántos me votaron, cuántos tuvieron una imagen positiva de mí?”. Las preguntas, quizás dolorosas, serán: “¿Cuánto amor puse en mi trabajo, en qué hice avanzar la vida de la sociedad, cuánta paz social sembré en el lugar que se me encomendó?”

Comentarios

Nivelazo 14/06/2021 10:22 #1
Toda la razón del mundo para este señor si no fuera porque ellos, la iglesia, es la primera institución manipuladora, controladora y dictadora. Siempre al servicio del poder sea el que sea; ellos nunca pierden y siempre sacan "tajada". Recuerdo a Franco bajo palio. La hipocresía por bandera.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: