El número de positivos por drogas en controles de tráfico se multiplica por veinte en Salamanca

@PoliciaVLL

Cada vez más drogas y menos alcohol en los controles de tráfico en Salamanca. Las alcoholemias, más de 500 al año, se reducen a la mitad desde 2012, mientras los positivos de drogas suben a 320, el 40% de los controles que se hacen. Las drogas más consumidas son cannabis, cocaína y anfetaminas.

El aumento de positivos por droga entre los conductores es 'tendencia', y en Salamanca también ocurre. Así se confirma con los datos facilitados por el Gobierno en una respuesta parlamentaria, que ponen de manifiesto el retroceso de los positivos de alcohol, la sustancia más controlada y detectada tradicionalmente, y el progresivo aumento de los positivos por conducir bajo los efectos de las drogas. Hasta el punto de que casi el 40% de los controles que se hacen resultan positivo por drogas, cuando sólo una pequeña parte da positivo por alcohol.

 

La tendencia se viene observando en los últimos años, pero en 2016 ha alcanzado su cénit. Baste decir que, en la última campaña especial de control de drogas, la Guardia Civil de tráfico pilló en una semana a 518 conductores conduciendo bajo los efectos de las drogas, un 36,5% de las 1.417 pruebas de detección que se hicieron a aquellos conductores que presentaban síntomas de haberlas ingerido, habían cometido alguna infracción o se habían visto implicados en algún accidente.

 

En el caso de Salamanca, los datos 'cantan'. El año pasado se hicieron 735 controles de drogas o sustancias psicotrópicas en las carreteras de Salamanca, de las cuales 320 dieron positivo. Es la cifra más alta desde que se controla la conducción bajo sus efectos y son casi el 40% de los controles realizados. El número de positivos se ha multiplicado por veinte desde 2012, cuando se contabilizaron sólo 15 de 21 controles.  Ya en 2015 se incrementaron un 150% las pruebas realizadas respecto al año anterior, al pasar de las 29.643 en 2014 a las 76.040 de 2015; en Salamanca también fue el año del despegue en el control del uso de drogas al volante, con 813 pruebas y 277 positivos.

 

Como ya es habitual, las drogas más consumidas son cannabis, cocaína y anfetaminas. Casi el 50% de los conductores sorprendidos al volante bajo los efectos de las drogas dieron positivo por cannabis, el 27% lo fue por cocaína, el 12% por anfetaminas y metanfetaminas y el 10% por opioides. El reparto de los positivos por sustancias se han mantenido estable en los últimos años.

 

 

EL ALCOHOL, EN RETROCESO

 

La conducción y el alcohol siguen siendo uno de los mayores problemas de la seguridad vial, pero a tenor de los datos está en retroceso. En Salamanca, el año pasado se hicieron 81.387 controles de alcoholemia de los cuales 547 dieron positivo. Es la cifra más baja de los últimos años. En 2012 rozaron el millar de positivos (980) a pesar de los 90.000 controles en las carreteras salmantinas, y paulatinamente han ido bajando los conductores con una copa de más.