El número de muertos en carretera sube por segundo año consecutivo y enciende las alarmas en la DGT

La siniestralidad entre ciclistas y motoristas, el 77% de víctimas en carreteras convencionales y que uno de cada cuatro muertos no llevaba el cinturón preocupa en Tráfico.

Un total de 1.200 personas han fallecido en 1.067 accidentes en las carreteras españolas durante 2017. Se trata de 39 muertos más y 28 accidentes más que en 2016, lo que supone un incremento en ambos casos del 3%, según ha desvelado el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, que ha presentado el balance de siniestralidad en las carreteras españolas. Este cómputo sólo tiene en cuenta los fallecidos en vías interurbanas y los datos están contabilizados a 24 horas.

 

Ante esta situación, la DGT ha asegurado que las reformas que anunció hace casi un año siguen en marcha y están al 90% de ejecución y que en 2018 habrá una nueva ley de tráfico con cambios que panalizarán a los reincidentes y posibles cambios en el carné por puntos; y un nuevo plan contra la velocidad y publicación de una nueva Instrucción de radares.

 

Estos 1.200 fallecimientos supone la peor cifra de víctimas mortales desde 2013, año en que se registraron 1.134 fallecidos, un 6% que en 2017. Serrano ha atribuido este ascenso en el ejercicio 2017 al "incremento importante" del parque de vehículos y de los desplazamientos. Según ha señalado, se han registrado menos fallecidos en autopistas y más en carreteras convencionales (77% del total).

 

En todo caso, 2017 se convierte en el segundo año consecutivo en que se incrementa el número de víctimas mortales en las carreteras después de 14 años seguidos de descensos en los fallecidos, si se tiene en cuenta el cómputo a 24 horas. El número de fallecidos en las carreteras ya superó al del total de 2016 el pasado 19 de diciembre. Desde 2004, la siniestralidad vial ha ido disminuyendo año tras año, hasta que esta tendencia se rompió en 2016, con 30 fallecidos más que en 2015. Además, desde hace dos décadas no se producían dos años consecutivos de aumento en las víctimas mortales.

 

Entre los fallecidos, se han incrementado el número de ciclistas, con 44 muertos frente a los 33 de 2016; motoristas, con 240 frente a los 214 de 2016, así como los registrados en furgonetas y turismos. Si bien, Serrano ha destacado que "una parte muy importante" de los ciclistas fallecidos correspondieron al primer semestre del año, antes de que se pusieran en marcha las Rutas Ciclistas Protegidas. De los 240 fallecidos en motocicleta, dos no utilizaban casco, al igual que ocho de los 44 ciclistas, pese a ser obligatorio en vías interurbanas.

 

 

LUGARES Y CAUSAS

 

Por tipo de vía, el 77% de los fallecidos ha tenido lugar en vías convencionales. Concretamente, perdieron la vida en este tipo de vías 792 personas (30 más que en 2016), lo que supone un incremento del 4%, mientras que el 23% restante de las víctimas mortales fue en autovías, un 2% menos que en 2016. Estas cifras no incluyen los datos de Cataluña.

 

Sobre las causas de los accidentes mortales, la más frecuente es la conducción distraída (32%). Según el director de Tráfico, se confirma así que la utilización del móvil al volante es una "lacra importante" y que no solamente preocupa a España sino a Europa y todo el mundo. Además de las distracciones están presentes la velocidad inadecuada (26%), el cansancio o sueño (12%), el alcohol (12%) y las drogas (11%).

 

 

UNO DE CADA CUATRO NO LLEVABA EL CINTURÓN

 

Igualmente, el 24% de los conductores y pasajeros fallecidos en turismos y furgonetas (175) no llevaba puesto el cinturón de seguridad en el momento del accidente, 26 más con respecto a 2016, cuando hubo 149. "Es increíble que hayan fallecido 175 personas por no hacer uso de una cosa tan sencilla", ha lamentado Serrano, que ha destacado que el 79% era de nacionalidad española, cuando precisamente en España hay una "cultura bastante elevada" a la hora de utilizar este sistema de seguridad. Además, de los 16 niños fallecidos, cuatro no utilizaba ningún accesorio de seguridad en el momento del accidente. "Es una situación que nos preocupa".