El nuevo vial del Hospital avanza 'al límite' de fechas a la espera de los muros de separación del río

Piezas del colector general que se ejecuta junto al Hospital, este martes.

La obra de la nueva calle de 600 metros que construye el Ayuntamiento de Salamanca llega a los cuatro meses de ejecución con la escollera hecha y el colector avanzado, pero sin rastro de los muros.

Los avances del futuro Hospital de Salamanca hacia la fecha definitiva de su puesta en servicio atraviesan por un momento decisivo que va a determinar si, esta vez, los plazos se cumplen o si, por el contrario, el proyecto se anota un nuevo retraso. Las obras del nuevo complejo se van a ir hasta octubre de 2020 según la última certificación de obra desvelada por el PSOE y sumarán casi otro año más al endémico retraso que ha acompañado su ejecución desde que en noviembre de 2006 se diera a conocer el plan director con una fecha de finalización: año 2013. Desde que esa primera fecha venciera, la obra ha ido retrasándose por problemas de inversión, de ejecución, de certificación de obra... Parecía que este 2019 iba a ser el año definitivo, pero ahora aparece un nuevo obstáculo: el de los accesos.

 

Los usuarios tendrán que acceder al nuevo hospital por un nuevo acceso compuesto por dos actuaciones. Por un lado, una plataforma de conexión que corre por cuenta de la Junta de Castilla y León y que, a día de hoy, no está ni en obras, ni licitado ni se sabe cómo se va a acometer. Este es el tapón más importante que tiene la operatividad del nuevo Hospital, cuyas obras siguen generando dudas.

 

Paralelamente, se desarrollan las obras de una nueva calle de unos 600 metros que conectará el paseo de San Vicente con la avenida Doctor Ramos del Manzano, paralela al río y que se construye por contrato del Ayuntamiento de Salamanca. Estas obras sí siguen su curso pero avanzan 'pilladas' de fechas según el cronograma oficial, pero todavía en plazos. Su fecha tope de finalización, 12 meses desde el inicio de obras en marzo de 2019. Es vital para poner en servicio la instalación, pero a su vez necesita que se ejecute la plataforma de la Junta que está 'parada'.

 

 

Vial del Hospital: 12 meses a la carrera

 

La situación es la siguiente. Las obras se adjudicaron el día 8 de febrero de 2019 a Ferrovial por 4,6 millones de euros con un plazo de ejecución de 12 meses. Fue la segunda adjudicación del contrato tras la fallida de hace más de un año, en julio de 2018, cuando ganó el concurso una empresa que no fue capaz de ejecutar las obras. El proceso para romper el contrato fue complejo y proceloso, porque llegó a pedir un modificado de 700.000 euros extra. El consistorio, con el apoyo de la oposición, se negó a aceptarlo e inició un nuevo proceso de contratación. Para cuando se terminó con la adjudicación a Ferrovial, se habían perdido siete meses con respecto al calendario previsto.

 

Una vez suscrito el nuevo contrato, el acta de comprobación de replanteo e inicio de las obras fue suscrito el 7 de marzo de 2019. Esa es la fecha oficial de inicio de las actuaciones y a contar para un plazo de ejecución de 12 meses. Según el consistorio, a estas alturas se han completado varias de las fases. Se ha ejecutado el desbroce y limpieza de la zona, la escollera de piedra para proteger el cauce, se han hecho los cimientos de hormigón para los muros prefabricados y se ha empezado a trabajar en el colector con la construcción de su solera y la instalación del colector general de la margen derecha de 2,5 metros de diámetro y el comienzo de la ejecución de un desvío del mismo. Todo, de acuerdo con la programación prevista, según el Ayuntamiento.

 

 

Sobre el terreno, y con las fotos de este mismo martes, se puede comprobar que las piezas del colector general están sobre el terreno, que existe la escollera de piedra que protege el vial del cauce del río y que existen los cimientos para el muro y la solera y asiento del colector. Todavía no se ha colocado ninguna de las piezas del muro de hormigón de hasta 14 metros de altura para poner a salvo el vial del río Tormes, ya que discurre por una zona muy próxima al río.

 

Según el cronograma oficial de la obra, las cimentaciones de este muro, vital para salvar el desnivel existente entre el paseo de San Vicente y la nueva calle, deberían estar listas en los tres primeros meses de plazo; contando desde el 7 de marzo, cumplen el objetivo. Y los primeros tramos de muro deberían haber empezado a instalarse en el cuarto mes de plazo, que se cumple este comienzo de julio, y todavía no hay rastro de ellos. Es en este punto en el que la obra está algo 'pillada' de fechas, aunque todavía no se puede decir que incurra en retrasos.

 

Entre los posibles motivos, el hecho de que los muros son prefabricados y después colocados en su lugar, y según el consistorio actualmente se encuentran en proceso de elaboración. Hay que esperar a que sean proporcionados para colocarlos. Su instalación está prevista durante los meses cuarto, quinto, sexto y séptimo del cronograma de la obra, es decir, desde principios de julio hasta principios de octubre.

 

En cuanto a las ejecución del colector general, todos los trabajos e instalaciones previas están listas, y las conducciones descansan ya sobre el terreno, algo que estaba previsto para los tres primeros meses de obra; contando desde el día 7 de marzo, está también ligeramente por encima del límite de fechas para cumplir.

 

 

Apertura de un tramo a finales de año

 

Así que la obra del vial, una inversión millonaria, avanza 'al límite' de fechas para ir cumpliendo sus plazos, que llevarían su finalización hasta marzo de 2020. Antes podría abrirse parte de esta nueva calle si es que es preciso para dar servicio al Hospital, en el hipotético caso de que estuviera en situación de abrir sus puertas.

 

Según el cronograma, está previsto tener terminada la instalación de muros en el sexto mes de obras en el tramo final, y su posible puesta en servicio en el mes noveno: es decir, a comienzos del mes de diciembre de 2019. Esto permitiría el acceso al hospital por la parte final de esta nueva calle, en el lado de doctor Ramos del Manzano, pero no antes de finales de este año. Una nueva fecha de referencia para el complicado entramado de obras del Hospital de Salamanca, que parecen no terminar nunca.