El nuevo 'sistema' municipal para el empleo ya ha costado más de 400.000 euros

Sede de la  Oficina de Promoción Económica municipal.

El equipo de Gobierno ha invertido en un vivero 'coworking', estudios, un plan de colocación o un servicio de ayuda a emprendedores importantes cantidades.

El Ayuntamiento de Salamanca está poniendo en pie una estructura para sustentar sus políticas de empleo en la que ha invertido ya una importante cantidad que dista mucho de los reparos que, durante años, ha deparado su trato con instituciones como la Cámara de Comercio o foros como el Diálogo Social. Y mientras llega el momento de reactivar incluso foros propios de diálogo como la mesa del pacto local por el empleo (parada desde hace meses), la inversión en su propio 'sistema' para el empleo le ha costado ya casi 400.000 euros.

 

Por supuesto que desarrollar las competencias de empleo que la ley atribuye a las administraciones locales son un objetivo importante, pero el consistorio está repartiendo 'a manos llenas' lo que durante años negó a estructuras como la ventanilla única, los viveros de empresa de la Cámara o los propios sindicatos y patronal, a los que tuvo toda la primera legislatura de Mañueco sin diálogo social.

 

Así, en los últimos meses la factura ha ido engrosando. Primero otorgó una subvención directa de 40.000 euros a la Asociación de Jóvenes Empresarios para crear el servicio de asesoramiento al emprendedor. La adjudicataria es una organización directamente vinculada al PP, al menos, en Salamanca: la mayor parte de sus dirigentes pertenecen a NNGG e incluso algunos trabajan o han trabajado como asesores del grupo popular municipal o del PP salmantino. La subvención, concedida de manera poco transparente, incluye local en la Plaza Mayor y gastos. Su función es asesorar a emprendedores en la creación de empresas, una tarea en la que el Ayuntamiento ha fracasado una y otra vez frente a la Ventanilla Única de la Cámara, de la que decidió salirse al llegar Mañueco a la alcaldía: fue la única capital de provincia de todo el país que no participaba.

 

Despuès ha venido la aportación del Ayuntamiento al programa Millenials de la EOI, entidad dependiente del Ministerio. Son 162.200 euros de aportación municipal a un presupuesto de dos millones que sale, fundamentalmente, del Fondo Social Europeo dentro del programa Empleo Juvenil de la Unión Europea. La convocatoria se vendió como la primera oportunidad para 500 recién licenciados con formación y 'sueldos' en prácticas de 700 euros; de momento, en la primera edición está muy lejos de cubrir todas sus plazas.

 

La segunda parte de la colaboración con la EOI es la creación de un coworking, un vivero para emprendedores donde jóvenes o no tanto que acaban de crear una empresa o la van a poner en marcha dispongan de instalaciones, wifi, equipamientos... por un tiempo limitado. Se gastará en ello 200.000 euros, la mitad, puestos por el Ayuntamiento. Es el mismo concepto del Tierra Coworking de la Cámara por el que el consistorio nunca se interesó.

 

Además, en el último año, y siempre a través de la sociedad municipal de promoción económica, licitó un observatorio socioeconómico por 71.000 euros; y ahora pretende contratar un informe sobre empleabilidad en Salamanca por otros 42.000 euros, encargos que se van siempre a empresas privadas: no se cuenta con las universidades, los sindicatos o la patronal Confaes.