El nuevo 'reto' de la Plaza Mayor: terminar las obras de su pavimento antes de Semana Santa
Cyl dots mini

El nuevo 'reto' de la Plaza Mayor: terminar las obras de su pavimento antes de Semana Santa

La Plaza Mayor, con la zona central ya arreglada.

El arreglo de las losas apura sus dos últimos meses de plazo con la esperanza de dejar la plaza despejada para el paso de procesiones.

Con la retirada este día 8 de enero del regalo decorativo, la Plaza Mayor queda despejada y lista para retomar las obras para arreglar el desastroso estado del pavimento. Empezaron el pasado mes de junio y han agotado buena parte de sus ocho meses de plazo, así que es más que probable que no se cumplirán los tiempos previstos, ya que las obras se han hecho por fases y aprovechando huecos entre los numerosos eventos de la plaza. Este 2019 su nuevo reto es tener terminado el nuevo pavimento antes de Semana Santa.

 

Las obras se retomarán esta semana una vez se ha retirado el 'regalo' de la Plaza Mayor, y tras un mes de parón. Según el contrato, las obras tenían que durar ocho meses, y empezaron a finales del pasado mes de junio. Así que, sobre el papel, antes de marzo debería haber acabado. Eso permitiría tener la plaza despejada para el paso de las procesiones de Semana Santa: el Domingo de Ramos cae en 14 de abril, y el Jueves Santo (18 de abril) da inicio a los días centrales.

 

Sin embargo, hay dudas sobre si la obra estará a tiempo porque la ejecución en fases la ha retrasado mucho. En agosto se dio por terminado el arreglo de la zona central, pero desde entonces no ha habido casi ocasión de seguir avanzando porque se han sucedido eventos como los conciertos de Ferias y Fiestas, la Nochevieja Universitaria y la decoración navideña, que lleva desde mediados de diciembre. Tras las fiestas de septiembre, se realizó una nueva fase en el exterior de la zona en la que ya se había actuado, la que ocupan las terrazas de la Plaza Mayor, pero hacía un mes que ya no se trabaja. Si no llega a tiempo, se suspenderán para continuar tras la Semana Santa.

 

El proyecto de reparación de juntas y nivelación de losas de la Plaza Mayor está destinado a fijar todas las losas existentes así como la recolocación de las que se encuentran hundidas o rotas. De este modo se limitan además las filtraciones de agua a través de las juntas que acaban erosionándolas y afectando a su fijación. La actuación, que afecta a 8.097 metros cuadrados, cuenta con un presupuesto de 238.853 euros.

 

El estado del pavimento de la Plaza Mayor no es ni mucho menos presentable. El objetivo es ejecutar la obra durante ocho meses, pero por fases, sin afectar al disfrute del lugar: no se perjudicarán las vistas en ningún momento. Hay que tener en cuenta que la Plaza Mayor está ocupada uno de cada cuatro días del año, y en 2017 llegó al récord de 239 días por la presencia de la escultura de Barceló. Esta presión está afectando a su conservación, aunque el meyor problema es el del tráfico rodado.

 

 

Los soportales tendrán que esperar

 

La debilidad comprobada de numerosas vigas de los soportales de la Plaza Mayor ha obligado a poner en marcha una actuación demorada durante años, casi 30, que son los que han pasado desde la última intervención en esta parte del monumento. Fue en 1989 cuando se hizo la última restauración y limpieza de los soportales, que también afectó a los medallones. Y no se volvió a actuar hasta que en 2016 una de las vigas sufrió desprendimientos y puso en evidencia el estado de estas estructuras.

 

Estos trabajos ya están adjudicados y tenían que haber empezado hace mucho tiempo, pero no se sabe nada de fechas de inicio. Se suman a los que ya se están realizando en estos momentos para eliminar de las fachadas de la Plaza Mayor las humedades y reparar las rozaduras ocasionadas por vehículos en los arcos de entrada de la calle Toro, Concejo y Prior.

Noticias relacionadas