El nuevo reclamo turístico de Salamanca que se 'apunta' a la moda de las letras monumentales
Tribuna mini Saltar publicidad
Asanz 600x800 file
Cyl dots mini

El nuevo reclamo turístico de Salamanca que se 'apunta' a la moda de las letras monumentales

Turismo instalará el próximo Otoño unas letras monumentales en puntos turísticos con un diseño con mensaje, aunque depende del permiso de la comisión territorial de Patrimonio.

La concejalía de Turismo ha dado a conocer este viernes un nuevo reclamo con el que se apunta a la 'moda' de los letreros turísticos de las ciudades como los que hace años tienen Vitoria, Gijón o la propia Valladolid. Las letras se instalarán en puntos de gran afluencia turística y el nombre de Salamanca juega con la sílaba 'ama' y da pie a un lema turístico: Quien conoce Salamanca, ama Salamanca.

 

Este nuevo reclamo turístico que se añadirá a su atractivo patrimonial se estrenará en Otoño. Se trata de incluir un punto de referencia turística más en los paseos por la ribera del Tormes, donde se ubicará esta estructura con la composición de las letras de Salamanca. El diseño incluye una M en forma de corazón de modo que se destaca la palabra AMA dentro de la palabra salAMAnca. En decir, plasmar el sentimiento que la ciudad genera entre sus propios vecinos, pero también los visitantes.

 

Las letras contarán con una altura suficiente para que cualquier persona pueda fotografiarse dentro de la M, símbolo del corazón acogedor de Salamanca con sus vecinos y visitantes. En el diseño original se contempla el color blanco de forma predominante, mientras que las letras centrales, AMA, lucirán de color rojo.   

 

El concejal de Turismo, Fernando Castaño, ha explicado que esta iniciativa supone aportar una referencia más a los visitantes que lleguen a la ciudad, en la ribera del Tormes, en un enclave que cada día adquiere más importancia y que supone, además, una de las vías de entrada a la capital. Por su parte, Fernando Díaz San Miguel, de AF Diseño y Comunicación, ha explicado que la intención del proyecto pasaba por realizar unas “letras originales, yendo más allá de replicar simplemente el nombre de Salamanca. Nuestra propuesta nace con la idea de AMA Salamanca y con la idea de interactuar de tal modo que el visitante pueda meterse dentro de la obra, dentro de la M”. La propuesta de AF Diseño y Comunicación fue elegida entre otras cinco propuestas presentadas a concurso.

 

Las letras monumentales suponen un importante atractivo turístico en muchas capitales y pretende serlo también en Salamanca como complemento a la inmensa riqueza patrimonial de la ciudad. Esta iniciativa ha encontrado una excelente aceptación turística en buena parte de las ciudades que la han implantado, puesto que permite interactuar a los visitantes con ellas proporcionando una notable promoción, en especial a través de las redes sociales, con inmumerables impactos positivos. Destinos turísticos como Vitoria, Gijón, Santander o Bilbao las han implantado, consiguiendo una notable visibilidad.

 

La intención es ubicar estas letras en la ribera del río de modo que pueda conseguirse una perspectiva de la zona patrimonial de la ciudad, integrándose en el espacio elegido de modo que provoque un impacto positivo, algo que deberá autorizar previamente Patrimonio. El proyecto cuenta con unas medidas de 10 metros de largo, mientras que la altura máxima es de 2,93 metros. El arco de la M se ha fijado a 1,93 metros para que los visitantes puedan fotografiarse debajo de ella.  

Salamanca se mantiene como la capital líder en turismo en Castilla y León gracias a su monumentalidad, a las ofertas turísticas como la promoción 'Salamanca te regala el doble', así como por la oferta de ocio y gastronomía que pueden encontrar los turistas.

 

En el primer trimestre del año, la ciudad consiguió superar los cien mil turistas (104.391) multiplicando casi por cinco las cifras del mismo periodo de 2021 (22.508), lo que demuestra la tendencia alcista del sector, en franca recuperación. Además, durante el pasado mes de marzo, el número de turistas extranjeros experimentó un notable ascenso hasta los 9.662, la tercera parte de los nacionales (29.160).