El 'nuevo' paseo de San Vicente estrena radar: dónde lo ha puesto la Policía Local
Cyl dots mini

El 'nuevo' paseo de San Vicente estrena radar: dónde lo ha puesto la Policía Local

El coche patrulla y el radar instalados en el paseo de San Vicente. Foto: TRIBUNA

El paseo de San Vicente ha 'estrenada' rotonda esta semana y también un radar que este jueves por la tarde controlaba tráfico y velocidades.

El 'nuevo' paseo de San Vicente de Salamanca se ha estrenado este miércoles tras la finalización de la rotonda que dará acceso a la nueva calle de acceso al Hospital salmantino. Pocas horas después de abrir al tráfico, ya tiene 'vigilancia' por parte de la Policía Local, que ha puesto un radar portátil en un punto concreto de esta avenida.

 

El aparato ha sido visto por este medio este jueves por la tarde a la altura de la nueva entrada del Hospital en el paseo de San Vicente, en dirección a la nueva rotonda de los Sanitarios. El dispositivo estaba formado por un coche patrulla de la Policía Local estacionado en un lateral; delante del vehículo e invisible a los conductores en dirección de bajada estaba el cinemómetro instalado sobre un trípode. La avenida, de dos carriles por dirección y con bastante tráfico, está limitada a 50 km/h.

 

Este aparato sería el mismo que se ha visto hace unos días en otro lugar de la ciudad, la vía Helmántica. Según las explicaciones ofrecidas por el consistorio salmantino entonces, el aparato hace una doble función de radar y aforador para comprobar intensidad y velocidad del tráfico. Su instalación tiene cierto sentido por la reciente reapertura al tráfico de esta avenida que ha estado varias semanas cortada por las obras para hacer una nueva rotonda que conecte con la calle Transición, el acceso inferior al nuevo hospital de Salamanca.

 

Hace unos días, la red SocialDrive difundía la imagen del último radar avistado en Salamanca. La fotografía delataba una práctica que enfada mucho a los conductores, la de esconder los cinemómetros para que no se vean, algo que muchos interpretan como afán recaudatorio. Sin embargo, ese nuevo aparato no solo es de 'estreno' en la ciudad, sino que tiene una función adicional a la de poner multas, que también ejerce.

 

Según explicaron a TRIBUNA fuentes del Ayuntamiento y la Policía Local, efectivamente el nuevo aparato tiene entre sus funciones la de medidor de frecuencias y se está usando como aforador para comprobar la intensidad y velocidad de tráfico. Con los datos que se registran se pueden tomar decisiones con respecto a nuevas medidas para calmar la velocidad del tráfico, que está detrás de numerosos accidentes. Por eso es importante que no se vea para que no se altere el comportamiento normal de los conductores.

 

En todo caso, y según las mismas fuentes, el aparato también hace la función para la que fue pensado, que no es otra que el control de velocidad: es un radar de tipo portátil y también puede poner multas.

Noticias relacionadas