El 'nuevo' paseo de Canalejas estará limitado a 30 y 'vigilado' por señales y dos radares

Una de las nuevas señales de límite 30 instaladas en Canalejas.

Grandes señales anticipan el nuevo límite de velocidad para todo el paseo.

En cuestión de un mes, el 'nuevo' paseo de Canalejas estará listo para la circulación. Las obras para transformarlo en bulevar han acabado con la instalación de todos los elementos necesarios: pequeños jardines y árboles, vallas en los lugares más peligrosos, eliminación de la mediana... solo falta el asfaltado. De hecho, incluso se han instalado ya los radares y las señales que confirman un cambio fundamental: el nuevo límite de velocidad a 30.

 

Tal y como se puede comprobar en un trayecto por el paseo, su transformación  incluye una limitación a 30 km/hora que se aplicará en todo su trazado. Está marcada con dos grandes señales en amarillo fosforescente y con varias señales en las cercanías de los centros escolares repartidos por el paseo. Las señales 'fosforitas' son nuevas, igual que varias de las de límite 30, y se mantiene una con esa misma limitación que ya había en el lado derecho, dirección Salamanca, llegando a la plaza de España.

 

 

El cambio de velocidad forma parte de la transformación del paseo en bulevar, un cambio terminológico que inluye el arbolado (que ya tenía) reforzado aquí con zonas verdes y las anchas aceras (ya existían, ahora lo serán algo más), aunque se elimina la mediana central que, en gran tamaño, suele caracterizar este tipo de avenidas. En este caso, se ha optado también por la pacificación del tráfico que soporta y, dado que es una vía insustituible de acceso a la ciudad, se ha optado por reducir la velocidad.

 

Esa voluntad está clara por la instalación de dos nuevos radares, a cada extremo del paseo, que sustituyen al único que había en su parte más alta. Son dos de los nuevos radares de Salamanca. Estos nuevos radares junto a la señalización se encargarán de vigilar el respeto al estricto nuevo límite de velocidad. El límite 30 está pensado para calles de un solo sentido de circulación y un máximo de dos carriles, pero en el caso de Canalejas, con dos sentidos de circulación y hasta cinco carriles en total en algún tramo, se ha decidido aplicarla para rebajar la velocidad real de circulación, demasiado alta en algunas zonas y fases del día, incompatible con la presencia de colegios o comercios.

 

No va a ser la única gran avenida que adopte ese límite próximamente. Ocurre lo mismo con la avenida de los Cipreses, que estrena radar y estará también limitada a 30 en buena parte de su trayecto. Los nuevos semáforos, la reducción del límite de velocidad a 20 y 30 km/h en numerosas calles y el refuerzo de los radares de vigilancia de la velocidad son las medidas clave del plan de seguridad vial del Ayuntamiento de Salamanca.