El nuevo parquet de Würzburg: Ni está ni se le espera

Pabellón de Würzburg

El cambio de parquet en el pabellón de Würzburg no se realizará por el momento pese a la perentoria necesidad por el mal estado del actual. La razón esgrimida para dilatar el cambio es que no hay tiempo pero hoy por hoy ni siquiera está adjudicada la obra.

"No hay tiempo". Esa es la razón, o al menos eso se ha dicho, con la que se justifica que el cambio de parquet 'prometido' en el pabellón de Würzburg no se vaya a realizar antes de que acabe el año, tal y como se había garantizado.

 

De hecho todo el mundo tenía en mente que el parón de la LF por los compromisos internacionales podría ser un buen momento para efectuarlo puesto que Perfumerías Avenida disputó su último partido en Salamanca el sábado pasado y no tendrá otro compromiso como local hasta el próximo 5 de diciembre. En total, 20 días.

 

Durante este periodo de tiempo la plantilla de Perfumerías Avenida sí trabajará y entrenará pero la previsión era solicitar horas en otros recintos deportivos si fuera necesario.

 

En circunstancias similares estaba el otro club que utiliza esta instalación en encuentros oficiales, CB Tormes, que  comienza la Liga el próximo fin de semana pero lo hace a domicilio en Ponferrada y no debe jugar en casa hasta el 28-29 de noviembre. En total desde el último partido oficial en Würzburg dos semanas, 14 días. 

 

Hay pabellones en diferentes lugares de la geografía nacional -sin ir más lejos Zaragoza-, en la que la pista se quita y pone todas las semanas -eso sí, se paga-, pero al parecer dos semanas en Salamanca no son margen suficiente para sustituir una cancha que está en unas condiciones cada vez más lamentables.

 

De hecho una de las razones por las que urge el cambio es porque en competiciones FIBA se exige que la pista esté en una condición impecable y Perfumerías Avenida en Euroliga se arriesga en cada partido a recibir una sanción económica.

 

Y es que a poco que algún comisario se fije en este parquet hay tablas donde el balón practicamente ya ni bota. Los jugadores de CB Tormes o las de Avenida de esta y otras temporadas pueden dar fe de ello y deben convivir con eso en cada entrenamiento y partido.

 

Y encima el problema puede alargarse toda la temporada porque el calendario de partidos después de este parón solo ofrece otra posibilidad similar en febrero y los márgenes de tiempo son los mismos que hay ahora, así que el prometido y presupuestado parquet puede no llegar hasta final de temporada. 

 

Pero al margen del tiempo necesario o no, lo cierto es que detrás de esta demora está el hecho de que los plazos para cumplir todos los requisitos previos a la obra se han dilatado de manera más que notable teniendo en cuenta las necesidades que hay.

 

La intención de realizar este cambio de cancha se conoció a finales de septiembre e incluso entonces ya se supo el presupuesto con el que se va a contar -119.000 euros para los que habrá que habilitar una nueva partida-, pero lo cierto es que no será hasta este martes cuando vaya a comisión de contratación que debe examinar el pliego, dar el visto bueno y posteriormente adjudicar la obra.

 

Conclusión, si la obra no está adjudicada, difícilmente se puede iniciar y los mensajes llegados a los usuarios habituales no eran nada más que cantos de sirena.